Suelos antiguos recuperados

Suelos antiguos recuperados

"Los suelos, las paredes y las puertas imprimen el carácter a una casa".

A finales de los noventa en un viaje a la Rioja descubrimos la baldosa de barro antigua y ahí empezó nuestro interés por los materiales antiguos de recuperación. Desde que utilizamos este tipo de materiales los nuevos nos parecen fríos, demasiado uniformes, les falta caráter y pátina. Aquí en Mallorca son difíciles de conseguir ya que antiguamente pocas casas se embaldosaban con barro y no siempre se recuperan en los derribos. Hemos traido de la península suelos de piedra antigua, baldosa de barro cuadrada y rectangular, baldosa de mármol antigua, o bordillos de piedra. Hemos utilizado estos materiales en construcciones nuevas y antiguas en la zona de Pollensa, Alcudia, Inca o Campanet.

La técnica de colocación es fundamental tanto en piedra como en terracota, la sensibilidad o el buen gusto a la hora de colocar el material tienen mucha importancia.

Suelos de barro o terracota

Dependiendo de donde procedan, los colores y las calidades son diferentes. Más rojos en zonas del norte de España como La Rioja o el País Vasco, en Mallorca suelen ser de color amarillo o rosa. Desde hace unos años utilizamos barro antiguo con restos de policromía, cal de color azul u ocre que se encuentra en algunas baldosas rectangulares y que mantenemos después de la colocación fijando el color con ceras.

Suelos de piedra

Generalmente losas de gran tamaño y grosor, difíciles de localizar y transportar. La colocación es también complicada pero el resultado final es espectacular. Todos los suelos  de la planta baja de can Monroig son de piedra antigua recuperada, es decir, no estaban ahí antes de la reforma, y nadie lo diría.

Suelos de cal

Antiguamente los suelos se realizaban con tierra, arena y cal, o yeso y eran opciones mucho más económicas que la terracota. En Mallorca este tipo de suelos se conocía con el nombre de "trespol" y solían incluir guijarros de dieferentes tamaños y agregados que aumentaban la hidraulicidad del mortero. Estos materiales naturales evitaban la humedad en el suelo y envejecían muy bien. Nosotros hemos incorporado estas técnicas y acabados en nuestros proyectos decorativos, mejorando el aislamiento del subsuelo y evitando los remontes de humedad. El aspecto final de estos suelos es muy variado ya que puede ir desde un suelo pulido con acabado brillante, a uno más rugoso con incrustación de piedras de río de diferentes tamaños o una imitación del desgaste del "trespol" mallorquín.

Tadelakts

Un revestimiento de cal brillante e impermeable. Es aconsejable utilizarlo en interiores, tanto en paredes como en suelos; en baños, cocinas e incluso en el suelos de los dormitorios donde sufrirán menos desgaste que en otras zonas de la casa.