Localización y selección de casas antiguas /Personal property finder

Servicio de búsqueda y selección de casas antiguas en Mallorca.
#Houses_we_would_love_to_restore /Casas que nos gustaría restaurar comenzó siendo un juego fotográfico donde recopilábamos imágenes de casas mallorquinas con encanto. Nos gustan las casas antiguas y quisiéramos restaurarlas todas. Así que un día nos preguntamos: ¿Por qué no prestar el servicio de localización de casas a quienes estén deseando adquirir una propiedad en Mallorca?
El amor que profesamos por la casa tradicional mallorquina y la experiencia que tenemos en su restauración nos dan una perspectiva, objetividad y conocimientos apreciables que ponemos al servicio de quienes estén buscando este tipo de viviendas.
Siguiendo las pautas y peticiones marcadas por el cliente, buscamos y seleccionamos las casas más interesantes entre las propiedades a la venta en Mallorca. Ofrecemos también el servicio de consultoría técnica sobre el estado de la casa y desarrollo el proyecto de restauración siguiendo criterios de bioconstrucción.
Para más información contactar a través de nuestro email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Desordenado blog /una casa de mujeres

"Cuatro generaciones de mujeres viviendo juntas en la misma casa"

DECLARACIÓN: no me gustan las casas impersonales y no concibo que la gente pueda vivir en casas prefabricadas , casas de catálogo o casas falsamente minimalistas. Aunque me gustan muchas de las que aparecen en las revistas, no acabo de creérmelas; tanto diseño, tanta firma, todo tan colocado, tan perfectas... Dicho esto y suponiendo que una buena parte de vosotros ha dejado de leerme, continúo: porque a partir de ahora quiero hablar de las casas que me sorprenden, esas casas diferentes y personales, que hablan de sus habitantes, de su vida, de su historia, casas que a menudo están algo abarrotadas y porqué no decirlo, desordenadas. Casas de amigos y conocidos, anónimos, artistas sin renombre, anticuarios, payeses, outsiders, extravagantes y bohemios. 

Esto es Desordenado_blog y nuestras primeras invitadas son Chris Bartels, su madre Hanna, sus hijas Ana y Simona y su nieta Judith, una familia de origen alemán que vive en la Mallorca interior.

Casa de mujeres

Judith, Chris, Simona, Hanna, Ana y Noëlle

Cuando Chris llegó a Mallorca en los años setenta para pasar unos días de vacaciones acompañada de unos amigos,  la imagen que por entonces tenía de la isla no era demasiado buena, pero ocurrió que al llegar al puerto de Palma el olor a salitre del mar le causó tal efecto que quedó prendada del lugar. Al poco compró con Bert, su pareja, una pequeña casa payesa cerca de Sineu.


casa payesa en Sineu

El jardín

El invierno de 1978 Chris y Bert fueron a vivir allí aunque la casa estaba prácticamente en ruinas, los primeros meses durmieron en sacos de dormir, acurrucados junto al hogar de la vieja cocina que no tenía ni techo.


Rivell en la cocina


La antigua cocina

La antigua cocina hoy restaurada

Sin ninguna experiencia previa restauraron ellos mismos la casa siguiendo los consejos de un viejo albañil del pueblo, reconstruyeron el techo, los forjados, arreglaron las paredes caídas, incluso abrieron un camino desde la casa hasta la carretera principal; se lavaban con una regadera y como no tenían electricidad, usaban lámparas de petróleo y cocinaban en un camping gas.
En el 1980 nació su hija Anna y al año siguiente Simona, que compartieron con sus padres una vida poco convencional y alternativa, sin luz eléctrica, televisión o lavadora. "Niñas que jugaban con ramitas y flores" -como diría un amigo de la familia-  mientras ayudaban a su padre a reconstruir las viejas paredes de la casa.


Chris y sus hijas

Chris y sus hijas Ana y Simona

Llegaron a  colgar un letrero en la entrada del camino donde anunciaban en alemán que vendían huevos frescos, algunos compatriotas se acercaban a charlar y a tomar el té, pero poco más.
A mediados de los ochenta Chris empezó a vender antigüedades, primero en el rastro de Inca, más tarde en el de Palma.
A primera vista Chris no encajaba demasiado en aquel ambiente, era alemana y tenía una distinción y elegancia poco habituales para aquel momento y lugar.


imagen del rastro de Palma

Rastro de Palma 1993

Creo que fue en 1993 cuando la conocimos; por entonces Robert y yo vivíamos en Palma y como buenos aprendices de anticuarios que éramos entonces, los sábados por la mañana íbamos al rastro.
Recuerdo haberle comprado un telar manual y unos años después encontrarla de nuevo en Sineu donde ella había abierto una pequeña y coqueta tienda de antigüedades "Antik & Deco", incluso haberle comprado un lote de lana de colores increíbles que procedían de la desaparecida fábrica de alfombras del pueblo.



Dormitorio de la casa

Rincón del dormitorio de Chris

Con los años Chris se ha convertido en una de las anticuarias de referencia de la isla, Los miércoles de mercado abre su tienda en Sineu, los domingos la encontramos en el rastro de Consell, participa en ferias anuales de antigüedades, viaja regularmente a Francia y Alemania en busca de mobiliario y antigüedades únicas.

En su casa combina a la perfección objetos nórdicos, muebles de jardín franceses, materiales como el zinc, telas, libros, cerámica, tallas barrocas, muñecas o pintura antigua con la construcción auténtica mallorquina, que ha sabido respetar y mantener, como el hogar de la vieja cocina, el encalado de las paredes o el suelo de "trespol" mallorquín de cal y guijarros.


puerta de la casa

 Puerta típica mallorquina con toque alemán



Los gatos, los otros habitantes de la casa

Algunos vecinos curiosos




Comedor

La noche de  Navidad iluminan la casa solo con velas, esta foto está tomada en un día
cualquiera 
al atardecer, así que imaginaros cómo debe lucir en nochebuena.



Interior de uno de los dormitorios

El dormitorio de Chris, libros, libros y más libros...y una luz preciosa que entra por la
ventana al atardecer


Un interior vivido, algo barroco, un poco loco, intencionadamente desordenado, en una construcción sencilla y austera como es la casa payesa mallorquina.
Definitivamente me encanta y sin duda es el reflejo de la vida que Chris llevó durante años con Bert y que ahora continúa con sus hijas, su madre y su nieta.


Detalle

Guantes de boxeo



Chris y Noëlle

Simona, Noëlle y Chris haciendo magia


Finalmente me quedo con la reflexión de Chris acerca de los años vividos en esta casa junto a su marido Bert, cuando sus hijas eran pequeñas, estaban reconstruyendo la casa y al mismo tiempo luchando para vivir en una Mallorca que no siempre es el paraíso soñado:"fueron unos años muy duros pero los más felices de mi vida"

Quizás esto mismo quiso decir Mascha Kalenko en su poema:

 "Desde esta tierra extrema yo te escribo/ a la sombra de un árbol que ayer aún no estaba/ pues aquí crece todo de repente. /Apenas surge un plan, ya se ha cumplido. / Demasiado vehemente es nuestra tierra. / Yo no sé bien si tú podrías adaptarte a este clima, / admito que yo misma con frecuencia lo temo. / Quema el sol / como cólera encendida, / y él madura el grano, tuesta el grano / a su gusto. No puede una fiarse: / hoy representa amor, mañana odio. / A partir de una nada, de una fuente, /nace de pronto un río que veloz / inunda el campo todo entero / y de nuevo decrece en un instante. / Aquello que deseas se cumple sin demora, / pues los deseos tienen un poder evidente / -no deseo maldades, menos mal, / se metería una sino en un mar de sangre"

texto: Marie-Noëlle Ginard Féron, septiembre 2016
Fotos: Robert López Hinton



 

Casa inacabada, slow building, wabi sabi y otros conceptos acerca de las casas.

"Aviso: aunque de momento se queda así, esta casa no está terminada."

Viendo las fotos de nuestro último trabajo para Can Monroig, me pregunto si la esencia de las casas no estará aquí, en este momento "inacabado", antes de que nuestros propios gustos, las modas, y las últimas tendencias entren por la puerta.

ENTRADA
Entrada



Vilafranca
Entrada

Está claro que nos gustaría empezar un proyecto de restauración retirando los escombros y acabar colocando en las ventanas unas bonitas cortinas de lino tejido a mano  -es un decir-, pero no siempre es así y hay que tener un poco de paciencia. Como dicen en Mallorca: "Poc a poc". >Las casas antiguas exigen tiempo, tiempo para restaurarlas en la misma filosofía con la que se construyeron en su momento; tiempo para sentirlas y decidir qué vida queremos llevar en ellas.
Y ahora que se habla tanto de la filosofía slow o actitud lenta, me gustaría introducir un nuevo término -o no tan nuevo- como es el slow building movement o construcción lenta.

Slow building
Abriendo portales

El arquitecto chino Wang Shu galardonado en el año 2012 con el premio Pritzker, considerado el Nobel de la Arquitectura, por una obra artesanal, respetuosa con el medio ambiente y de gran profundidad filosófica, en la que conviven de forma armoniosa tradición y modernidad, es uno de los más reconocidos defensores del slow build o construcción lenta.
"Este urbanismo -refiriéndose a China-, como el del resto del mundo, requiere estar en armonía con la cultura y las necesidades locales, debe compatibilizar sus tradiciones y su pasado con las exigencias de un desarrollo sostenible"
Defensor de los materiales artesanales y tradicionales, Wang ha crecido en una ciudad que ha visto destruir el 90% de su arquitectura tradicional en sólo 30 años con el rápido desarrollo económico, como recordaba en Le Courrier de l'Architecte en París. Wang, que encuentra su mayor placer trabajando como un artesano o un amateur, es partidario de la slow-build (la construcción lenta).


Construyendo paredes en piedra
Construyendo paredes a doble cara de piedra montada con mortero de cal.


pared antigua con grietas
Pared antigua con importantes grietas y desintegración del mortero


restauracion
la restauración consistió en consolidar el interior de la pared, rellenar las grietas y reintegrar el mortero exterior.
Evidentemente este trabajo ha llevado bastante tiempo pero hemos conseguido mantener el muro antiguo y su aspecto original.

"Promoting gradual processes in the building industry can be likened to applying the principles of the slow food movement to construction and development. Reviewing the slow foof movement history highlights some appealing parallels to how we could  approach development in a similar fashion: "Slow food was created in response to the increasing industrialization of food and standardizing of taste. Carlo Petrini recognized that with the rise of fast food, thousands of food varieties and food traditions were disappearing, and that people were losing the connection between the plate and the planet. To counter the fast food trend, slow food aimed to demosntrate alternatives to industrial food and farming, to raise awareness of how our food impacts the environment, and to support the workers who produce our food." In the way that slow food seeks to elevate individuality in the dining experience, a slow building movement could celebrate the quality generated from rehabilitating vernacular architecture (...) The slow building movement focuses on creating designs that are appropiate for a given bioregion, taking into account climate, natural resources, local economies, indigenous building styles, and cultural values. It is opposed to the widespread internationalization of buildings, which makes it impossible to tell what climate or country a building represents because most office buildings tend to look (and function) alike, anywhere in the worl. The slow building revolution looks down the design process in favor a sustainable design approach that takes more into account than just design program objectives, budget, and schedule (...) I would propose that a slow building movement incorporate a few other key principles: 1) advocating for a strong tie between the end product -the renovation of a building- and precedent, and 2) making sound choices with existing buildings so that we create thoughtful, profitable, lasting high-quality structures in which to live and work. After all, is that not a shared goal across all industries? " The Slow Building Movement" by Stephanie Allewalt




fachada antes de la restauración
Fachada de una casa mallorquina, antes de restaurar.


fachada

La misma fachada tras la apertura de tres ventanas nuevas.


En Can Monroig somos partidarios de la Construcción lenta, pensada, sentida; que rinde homenaje a los valores del pasado, a la construcción que respeta el entorno y los materiales autóctonos; que prioriza la restauración,  sobre la construcción nueva y persigue la salud y el bienestar de sus habitantes o la defensa del medioamiente.

Casa inacabada

Y volviendo al principio, esta casa no está terminada, tampoco tiene fecha de finalización, pero mientras tanto, en espera de ser terminada y habitada, su interior transmite su pura esencia.

proceso de restauracion
casa inacabada

Como escribió nuestro amigo  Ariel Mastandrea a raiz de la publicación de las fotos de la casa en facebook bajo el encabezado de "casa inacabada":

"Es el concepto japonés del Wabi Sabi. A grandes rasgos, ocupa la misma posición en el panteón japonés de los valores estéticos que los ideales griegos de belleza en Occidente. Representa exactamente lo opuesto a los ideales occidentales de gran belleza como algo monumental, espectacular y duradero. No se encuentra en momentos de eclosión y exuberancia de la naturaleza, sino en momentos de asentamiento y principio. El wabi sabi no trata de flores maravillosas, árboles majestuosos o escarpados paisajes. Es lo intrascendente y lo oculto, lo provisional y lo efímero: cosas tan sutiles y evanescentes que resultan invisibles para la mirada ordinaria.
Las cosas wabi sabi son expresiones del tiempo congelado. Están hechas de materiales que son visiblemente vulnerables a los efectos del tiempo y del trato humano. Registran el sol, el viento, la lluvia, el calor y el frío en un lenguaje de decoloración, óxido, deslustre, manchas, torsión, contracción, marchitamiento y grietas. Las cosas wabi sabi se aprecian sólo mediante el uso y el contacto directo; nunca se encierran en un museo. Tienen una cualidad vaga, desdibujada o atenuada, tal como les pasa a las cosas cuando se acercan a la nada o provienen de ella.
El inestimable contenido debe permanecer ahí de forma completamente auténtica, debe estar como si no estuviera; más bien, debería ser descubierto accidentalmente. En principio no se sospecha de la presencia de nada extraordinario, sin embargo, detrás de un examen más atento, una mina de oro auténtico brilla de forma inesperada. Pero el oro en sí mismo permanece siempre idéntico, se le haya descubierto o no. Retiene su realidad, esto es, su autenticidad para sí mismo, indiferente a las circunstancias.
El wabi sabi es una apreciación estética de la evanescencia de la vida. Las imágenes wabi sabi nos obligan a contemplar nuestra propia mortalidad y evocan una soledad existencial y una delicada tristeza. También provocan un alivio agridulce, ya que sabemos que toda existencia comparte el mismo destino.
El estado mental wabi sabi se comunica a menudo a través de la poesía. Rikyu utilizó este poema de Fujiwara no Teika, poeta japonés del siglo XII, para describir el estado de ánimo wabi sabi:
Alrededor, ninguna planta en flor
ningún destello de las hojas de arce,
únicamente una solitaria choza de pescador
en la orilla a media luz
de este principio de otoño.
"

Texto Marie-Noëlle Ginard Féron, fotos Robert López Hinton, enero 2015
Para saber más sobre la restauración de esta casa: "Restauración de una casa tradicional mallorquina"




Subscribe to this RSS feed