Pintando la casa con pinturas naturales

Desde hace unos días estamos pintando Can Monroig


pintando con pinturas naturales


Hemos elaborado nuestras propias pinturas con materiales naturales y biodegradables,
no huelen, no son tóxicas y a nuestro gato le encantan.
Aquí vemos a Jabba junto a Noëlle controlando el proceso de elaboración.

No tendría nada de particular si no fuera porque estamos muy contentos de hacerlo con nuestras propias pinturas, naturales y ecológicas. Desde que tuvimos nuestro primer taller, en Llubí (Mallorca) a mediados de los noventa, donde pintábamos muebles mezclando bases con óleo o paredes con latex y pigmentos, hemos aprendido alguna cosa más.

Pintando las paredes de Can Monroig


A nuestro gato Jabba le gusta controlar en todo momento la calidad de los acabados.


No nos gustan los materiales prefabricados, uniformes y artificiales. Nos gustan las texturas, los acabados mates, los colores naturales y personalizados; y si encima podemos trabajar con un material respetuoso con el medio ambiente que no es tóxico para los habitantes de la casa, cuidando la salud de los que nos rodean, mucho mejor. No hay más que ver como nuestros gatos Jabba y Yoda nos han acompañado en todo momento sin perder detalle.


Yoda contempla el desorden mientras pintamos


Creo que a los gatos no les gusta el desorden


Actualmente fabricamos las pinturas para paredes y muebles "in situ", solo las usamos en nuestros proyectos decorativos. De momento no las producimos ni las comercializamos pero no descartamos hacerlo en un futuro.


Blanco


Jabba controla el acabado blanco de las pinturas naturales


En fin, que todo esto no nos ha librado de tener la casa patas arriba durante unos días y para sacarle el lado bueno hemos decidido que nos gusta el desorden y aquí tenéis la prueba.



Can Monroig en desorden


C
an Monroig, Febrero 2015

También en nuestro blog en Marie Claire maison



"Devolver el esplendor de una forma natural" / Diario El mundo

Devolver el esplendor de forma natural o cómo restaurar un antiguo casal con técnicas tradicionales y ecológicas / Noëlle Ginard y Roberto López o explican.

"Las casas antiguas pueden convertirse en espacios agradables y confortables usando técnicas tradicionales respetuosas con lo ya existente. Es lo que piensan Marie Noëlle Ginard Feron y Roberto López Hinton, que tras varios años dedicados a la decoración y el mobiliario antiguo en Pollença, se han introducido en la restauración de las casas antiguas en base a estos criterios. El mejor ejemplo es su propia sede en Inca, una casa catalogada de origen gótico y con elementos barrocos.

Ca’n Monroig, que así se llama la finca, está construido con la técnica del tapial, muy utilizada en los antiguos casales de Palma, Inca y Sineu. Consiste en rellenar un encofrado con capas de tierra y cal, compactado todo ello por medio de un pisón. En una de las paredes interiores se ha dejado a la vista un trozo de tapial donde se aprecia perfectamente esta técnica, incluidas las marcas de los tablones empleados en el encofrado.

La casa se encontraba en un lamentable estado de deterioro cuando estos dos emprendedores se pusieron manos a la obras. A lo largo del tiempo fue objeto de varios cambios y los trabajos depararon no pocas sorpresas durante las obras de restauración. Noëlle y Roberto piensan que la última gran transformación de Ca’n Monroig debió suceder hace alrededor de un siglo, cuando de un celler pasó a convertirse en una casa familiar llenándose de tabiques y ocultando sus arcos, entre ellos un impresionante arco ojival de origen gótico cuyas dimensiones sorprenden nada más entrar en la casa.

Entre los hallazgos cabe destacar varios elementos arquitectónicos anteriores al siglo XVII: tres lagares usados antiguamente para fermentar la uva y un horno de alfarero junto a dos pozos de agua, que se encontraron pegados a la fachada y bajo el nivel del suelo. Un hallazgo que tiene toda su lógica ya que Ca’n Monroig está situado al final de la calle Gerrers, en la zona de Sant Francesc (el antiguo barrio alfarero de Inca).

Dado el deterioro y las dimensiones de la casa, 500 metros cuadrados más un patio, los trabajos de restauración fueron intensos y duraron más de lo previsto en un principio. Rehicieron totalmente la cubierta y todos los forjados, conser- vando las tejas y vigas que estaban en buen estado. Las paredes, que soportaban filtraciones procedentes de la cubierta, fueron todas repicadas y se volvieron a revocar con morteros de cal a los que añadieron aislantes naturales.

«Pensamos que la casa antigua, construida por lo general con piedra, tierras, arcilla y cal, debería restaurase con los mismos materiales con los que fue construida. De esa forma se evita que aparezcan la posibles grietas, humedades, desprendimientos, etc», señalan Noëlle y Roberto, que acaban de concluir el proyecto de una antigua casa en Pollença.

Han utilizado diferentes tipos de cal en todas las fases de restauración, por ejemplo sustituyendo el cemento Pórtland por hormigones de cal hidráulica y empleando los morteros de cal para recubrir las paredes. Este material no sólo es estéticamente impecable, sino que es más sano porque deja respirar las paredes y regula la temperatura del interior de la casa. Para los acabados optaron por las pinturas naturales y pinturas a la cal. También han recuperado parte de los antiguos solados, consistentes en grandes losas de piedra y un empedrado de cantos rodados que tuvieron que completar. Para el resto utilizaron suelos a base de cal y embaldosado de barro antiguo.

Si el interior de la casa deslumbra por unos espacios que parecen imposibles, la fachada es un bellísimo ejemplo de la técnica de incrustación de pequeñas piedras sobre mortero de cal, que puede verse todavía en antiguos casales de Mallorca. El mortero había sufrido desprendimientos, por lo que debieron reintegrar las zonas en mal estado con un mortero de similar composición que el original; para las incrustaciones tuvieron que hacer acopio de gran cantidad de guijarros recogidos en una cantera de los alrededores.

El resultado es un espacio dedicado a la restauración y rehabilitación de casas antiguas con materiales recuperados y técnicas de construcción tradicionales y ecológicas (www.canmonroig.com). Todo ello combinado en un lugar donde la arquitectura, el arte y el diseño se unen creando un espacio sorprendente."

Maria Arnanz
Especial rehabilitación y construcción.
Diario El Mundo / El día de Baleares
27 febrero 2010.

Casa en el norte de Mallorca

Esta casa de construcción nueva se encuentra en el norte de Mallorca. Can Monroig colaboró en su decoración localizando y seleccionando para toda la casa puertas españolas de época, algunas de ellas talladas o con policromía original; así como suelos de terracota antigua y losas de piedra que decoran todas las estancias de la casa, incluidos los cuartos de baño y la cocina. 
Para conseguir el aspecto de antigua casa de campo, se refirieron las paredes con morteros de cal y pinturas naturales a la caseina.

Combinando elementos arquitectónicos y mobiliario antiguos con una cuidada selección de arte contemporáneo, se consigue una atmósfera elegante y atemporal, lejos de toda tendencia o moda pasajeras.
Subscribe to this RSS feed