Can Monroig, La casa.

La primera vez que vimos Can Monroig

Fue en el año 2002, creo recordar que un día de junio sobre las tres de la tarde; Robert y yo habíamos quedado en Inca con Sebastián Mora, propietario de una casa que estaba a la venta en la ciudad.

Veníamos andando desde el centro de la ciudad, y al ver que nos habíamos alejado un poco de las calles principales  le dije a Roberto a modo de advertencia:"está muy lejos del centro, ya puede estar bien esta casa...". En aquel momento vivíamos y trabajábamos en Pollença; buscábamos una casa para restaurar, vivir en ella y que al mismo tiempo nos sirviera de estudio o showroom.

fachada antigua de can monroig                                    

Cuando al entrar por la calle gerrers nos encontramos de frente con la fachada de Can Monroig me quedé callada. Es difícil explicar lo que sentimos al atravesar la puerta por pimera vez. A pesar de estar subdividida en muchas habitaciones, la casa era enorme y amplia, con una distribución distinta a la habitual -los arcos perpendiculares a la fachada y no paralelos-; se adivinaba un arco ojival en una pared que nos separaba de la casa vecina -coup de coeur!-; una de las habitaciones tenía suelo de losa de piedra, las demás suelo de barro antiguo; las paredes encaladas y las vigas de madera; al fondo un patio, en el primer piso tres salas inmensas...

Era una casa bastante "pura" y con toda seguridad no había sido reformada en  los últimos 100 años.

entrada de can monroig

Llevaba 25  años sin ser habitada y eso se notaba: humedades, desconches en las paredes, entradas de agua en la cubierta, fachada en mal estado, el porche del patio invadido por la vegetación... Para dos amantes de las ruinas como nosotros  era una verdadera joya. No tardamos más de veinte minutos en decidir que queríamos comprarla.

La casa pertenecía a la familia Salas  desde el siglo XVI y era más conocida como Can Monroig d'abaix para diferenciarla de Can Monroig de Sa plaça -ya desaparecida- que estaba cerca del  ayuntamiento.

antepasados de can monroig

Monroig (Muntrog o Montroig) fue uno de los caballeros que acompañaron a Jaume I en la conquista de Mallorca:
"Montrog (Arnaldo) cupiéronle en el término de Inca las alquerías Beriracha y Benirocabli de seis jovadas y un molino de la fuente de Canet llamado Aboember por indiviso con el rey. Otro Araldo de Monroig tal vez el mismo en 1290 fue jurado de la ciudad de Mallorca por la clase de artesanos."  Memoria de los pobladores de Mallorca.
"Fueron nombrados cuatro personas, dos cristianas y dos judías para acordar los precios de ventas y alquileres de las casas del que sería el Call, pero ante los precios se quejó la Universidad de Inca formulando escrito al rey y paralizando todo el proceso quedando en suspenso por un periodo de 10 años donde el gobernador dió orden de ejecutar la sentencia y continuar con el proceso del Call , pero no fué hasta 1363 con el nuevo gobernador Bernardo de Tous que se comenzó a ejecutar, se nombran una nueva comisión de valorización formada por Montroig y Palou  (cristianos) con Faquim y Fallux (judíos)." Wikipedia, barrio judío de Inca.

La restauración (ver más)

Por increible que parezca compramos Can Monroig sin saber cómo íbamos a financiar este poyecto. Fuimos osados, ingenuos y bastante inconscientes, nunca lo hemos negado.

Tardamos dos años en iniciar las obras, otros dos en restaurar las cubiertas, las paredes o los forjados, tirar tabiques o abrir espacios; liberamos un gran arco gótico que apareció durante la reforma, desentarramos un horno y varios aljibes de piedra; bajamos el suelo por debajo del nivel de la calle....

 En el 2006 nos mudamos a vivir a la casa sin haber terminado las obras; un par de habitaciones habitables, una cocina provisional  y un cuarto de baño nos bastaban; el resto de la casa estaba por terminar, el suelo de la planta baja y el subterráneo se había excavado hasta el nivel de la tierra.
El primer invierno lo pasamos sin cristales en las ventanas ni puertas en la planta baja.

restaurando can monroig                            restaurando can monroig                                                                                                   

A finales de ese mismo año fuimos conscientes de que no podíamos terminar las obras si debíamos pagar a otros la ejecución. Tras unas semanas de desánimo total decidimos continuar el trabajo nosotros mismos.

Finalmente la casa saldría ganando. Entre dirigir una obra queriendo transmitir a otros el efecto final que buscas y hacerlo tú mismo, siempre hay una diferencia. Las paredes trabajadas a mano, los suelos transformados piedra a piedra, las vigas pintadas con pincel y no con brocha, la fachada restaurada imitando la pátina antigua....mil y un detalles y un especial interés en que el trabajo fuera artesanal y respetuoso con lo antiguo dieron a la planta baja de Can Monroig un encanto especial, como si aquí no hubiéramos tocado nada y todo llevara así años.

En una ocasión una vecina de Inca llamó a nuestra puerta y pidió visitar la casa; su hija estaba preparando un trabajo sobre el gótico en Inca y quería fotografiar nuestros arcos. En aquella época no habíamos terminado la restauración pero estaba ya en su fase final. La madre se me acercó, con mucha amabilidad y en tono comprensivo me dijo:"esta casa es preciosa pero vais a tener que invertir mucho dinero para arreglarla". Me quedé de piedra ¡llevábamos cinco años restaurando can Monroig!!!

En noviembre de 2009 y coincidiendo con el "Dimecres Bo" dimos por finalizada la restauración e inauguramos Can Monroig con una fiesta a la que invitamos a algunos amigos; durante el "Dijous Bo" se corrió la voz de que dejábamos visitar la casa y el aluvión de visitantes nos sorprendió.

Inauguracion de can Monroig

Habíamos terminado la restauración de una casa que quería ser nuestra tarjeta de visita, referente de la restauración sostenible y recuperación del patrimonio civil a la que nos dedicamos; nosotros teníamos una casa increíble que enseñar, con un trabajo del que nos sentíamos orgullosos pero no había clientes porque estábamos en plena crisis económica.

Marie-Noëlle Ginard Féron
Robert López Hinton
Can Monroig
Inca, Mallorca
18 de agosto 2014

Cuando Robert encontró a Noëlle y vicebersa

Podría empezar por "Cuando Robert encontró a Noëlle" o bien por "Cuando Noëlle encontró a Robert"...
Eso fue en 1992, pero ya os lo he contado alguna vez

Noëlle en Es Puig de San Pere, 1993
1993, Marie-Noëlle
Es Puig de San Pere, Palma de Mallorca
Foto de Robert L.Hinton

Yo era tejedora, Robert venía del mundo del turismo. Ya habíamos cumplido los treinta años, ninguno de los dos trabajaba en aquel momento y estábamos absolutamente confundidos y desorientados sobre lo que queríamos hacer con nuestras vidas.
¿Sería muy cursi decir que éramos dos almas desamparadas? Supongo que sí.

Exposicion de Robert Lopez Hinton
1992, Robert López Hinton
Exposición de fotos callejeras de Palma de Mallorca y Madrid


Santa Margalida 1994
1994,  Robert posando como un chamarilero de postín en una fábrica abandonada de Mª de la Salud
¡Genio y figura!!
Foto de Marie-Noëlle Ginard

Marie-Noélle Ginard en María de la salut
1994, Marie-Noëlle junto a una fábrica abandonada de María de la Salut
Foto de Robert López Hinton

Viendo nuestras primeras fotos, con esas puestas en escena algo teatrales y bastante bohemias, se diría que éramos unos "poseurs", pero os aseguro que no.
Era algo así como: "cogemos una bici vieja que nos hemos encontrado por la calle un par de relojes viejos del rastro y nos plantamos frente al portal de esta barbería y luego nos vamos a tomar unas cervezas" - así, todo de corrido, no sé si me explico-
O bien: "esta mañana me apetece sacar unas fotos junto a la chimenea de la fábrica abandonada de María de la salut cargar un par de cosas en el coche y allá vamos"
Más de veinte años después, podrías pensar que las fotos las sacó otra persona, pero son autorretratos; que las enseñamos a mucha gente y que rodaron de mano en mano, pero no las vio absolutamente nadie, ni siquiera nosotros; las hemos redescubierto ahora porque entonces no teníamos dinero para positivarlas.


Noëlle tejiendo
1993, Marie-Noëlle tejiendo
Calle San felio en Palma de Mallorca


Gitana
1993, Gitana frente al portal de la iglesia de San Miguel en Palma
foto de Robert López Hinton


Éramos dos almas perdidas en busca de su propia identidad; la suerte fue que Robert y yo, en nuestra propia búsqueda nos encontramos el uno al otro y emprendimos un camino juntos que nos llevaría de las antigüedades a la decoración, de la decoración a la restauración, pasando por la pintura y siempre acompañados de la fotografía. Y en este recorrido nos topamos con la cultura y el arte. Pero sin duda el nexo de unión fue la creatividad que asomaba en cada una de nuestras actividades.
Los primeros años juntos vivimos en Palma de Mallorca y en María de la Salut. En 1997 nos instalamos en Pollensa donde abrimos una tienda de decoración llamada Pollentia. Fueron unos años de aprendizaje y de conocimiento de materiales: madera, pintura, terracota, textiles; vivir rodeados de antigüedades, de casas viejas - tan orgánicas, matéricas y naturales-  fue también una manera de aprehender la belleza. Nuestra mirada se acostumbró a ella y nuestra perspetiva acabó siendo diferente a la de los demás.


Madrid
Madrid, foto de Robert López Hinton

"Mira la vida a través de una cámara pero no es fotógrafo; ama los edificios antiguos pero no es arquitecto;
crea espacios mágicos y sorprendentes pero no es decorador; quiere vivir rodeado de belleza y expresión pero no es artista....es Robert López Hinton, genio y figura." (texto:Noëlle)


exposicion de Marie-Noëlle Ginard en Paris
2005, Marie-Noëlle Ginard
Exposición en la galería MJC de Neuilly sur Seine, París

La verdadera explosión de creatividad llegaría con Can Monroig

Compramos la casa, Can Monroig, en el 2002, su transformación nos llevaría varios años, pero fue un ejercicio de belleza, trabajo, aprendizaje, sentimiento, conocimiento, diligencia, tenacidad, artes aplicadas, intuición....pero ante todo una liberación, ya que nos  permitió ser nosotros mismos profesional y creativamente hablando.
Aunque nos trasladamos a vivir a Can Monroig cuando la casa estaba todavía en obras, mantuvimos la tienda en Pollensa hasta el año 2007. Terminamos la restauración de la casa en el año 2010, año en que como recordaréis estábamos ya en plena crisis y  salimos de la "zona de confort" de una sola patada.
Y aquí es cuando puedo afirmar rotundamente que la creatividad es el mejor revulsivo en un momento de crisis ecónomica o personal.
Nos reinvetamos en cuanto a la decoración se refiere. Las antigüedades, quizás demasiado serias y pesadas para Can Monroig, nos producían un efecto sombrío y excesivamente respetable. Esta casa pedía algo más atrevido, que hubiera un contraste entre la arquitectura medieval del edificio y el interiorismo; así es como surgieron los muebles gamberros y un concepto decorativo diferente, donde combinábamos, por ejemplo, muebles grafiteados con vírgenes y pintura barroca, es decir, estilo "Clásico gamberro".


muebles grafiteados
Modelo Le corbussier grafiteados por Marie-Noëlle

Por otro lado, el miedo, la inseguridad o la perdida de autoestima, entre otros muchos malestares, provocaron en mí la necesidad de expresar cómo me sentía en aquel momento. De ahí surgieron a partir del año 2009 la serie "Hombres y serpientes" y las "meninas crucificadas", una serie de  muñecas, madelman y actionmen pintarrajeados y casi siempre crucificados que poblaron Can Monroig para disgusto o sorpresa de muchos de nuestros visitantes.


Hombres y serpientes
2010,"Hombres y serpientes"
Acrílico sobre tabla de Marie-Noélle Ginard


menina crucificada
2010, Menina crucificada de Marie-Noëlle Ginard

A nivel cultural y artístico organizamos numerosas exposiciones, conciertos, teatro, etc (ver más)
En algunos casos con propuestas atrevidas de carácter social como la performance de Herbert Hundrich "Tsunami económico en progreso" en Incart 2012 donde participamos activamente.


Tsunami economico
2012, Incart en Can Monroig
la performance "Tsunami económico en progreso" del artista Herbert Hundrich  cobró vida propia cuando tumbamos a los niños del barrio sobre las siluetas pintadas por el artista.


menina
2012, Incart en Can Monroig
Marie-Noëlle presentó una serie de muñecos crucificados con la boca tapada en alusión a la situación socio-económica del momento.
En Incart 2013 retomaríamos esta imagen a través de las fotografías de Biel Grimalt que retrató a la gente con la boca amordazada.
Foto de Pep Toni Ginard


Marie-Noëlle Ginard entre sus meninas
2012, Marie-Noëlle Ginard entre sus meninas
Foto de Biel Grimalt

Perdidos en Camerún


A finales del 2012 nos marchamos a África por motivos de trabajo, la situación econónico laboral en Mallorca era muy complicada para nosotros.
Llegamos a Camerún practicamente sin dinero -esto lo hemos contado más de una vez en privado pero nunca en público- estábamos en una zona del país africano donde nosotros dos éramos prácticamente los únicos blancos y no era una zona turística para europeos ricos. El choque fue brutal, Robert no paraba de sacar fotografías -con móvil y sin ser visto- para no olvidar los detalles de lo que estaba viviendo. Algunos lo llamarán foto reportaje, yo lo llamo creatividad a flor de piel como reacción a la angustia que la situación -propia y ajena- nos estaba provocando.(ver fotos)


fotos de Robert en Camerun
2012, Camerún
Foto de Robert López Hinton



Camerún 2012
2012, Camerún
Foto de Robert López Hinton

Tras unos meses de estancia en Camerún el proyecto no cuajó y volvimos a Mallorca bastante cambiados.
Can Monroig nos estaba esperando y decidimos seguir luchando para darnos a conocer: eventos culturales, conciertos, teatro... y fuimos a la búsqueda de alguna salida profesional dentro de la decoración y restauración que no llegaría hasta el 2014.


Incart 2013 By Can Monroig (Tsunami económico en progreso II), un antes y un después


En la edición de Incart 2013 Can Monroig participó con la propuesta "Tsunami económico II"   donde retomamos el nombre de la performance de Herbert Hundrich del año anterior; la temática seguía siendo social e invitamos a varios artistas, entre ellos a Herbert y al fotógrafo Biel Grimalt, para que expusieran en escaparates de tiendas cerradas del centro de Inca.
La idea que trabajamos con Biel Grimalt tenía su origen en las "meninas crucificadas" con la boca tapada que yo había presentado en la anterior edición de Incart, pero utilizando la fotografía y en un formato poster gigante a semejanza del fotógrafo francés J.R.,
Robert y yo montamos en el interior de nuestra casa la instalación "c'est quoi l'argent?" - el dinero no tiene importancia, dicho por un africano y en tono irónico, por supuesto-.
El punto de partida era una muñeca que vimos en Yaoundé.


Muñeca en Camerún
"Estando en Camerún nos encontramos con esta muñeca.
Roberto pensó que se parecía mucho a las mías y me propuso comprarla.
Yo no quise; si pagábamos por ella, seguro que la niña a la que pertenecía no iba a tener otra. 
A partir de esta foto surgió nuestra propuesta para “tsunami económico” en Incart 2013."



Instalación de Noelle y Robert
Instalación de Robert y Noëlle 
Tsunami económico en progreso II
Can Monroig
Incart 2013



Instalación durante Incart 2013
Incart 2013
Menina amordazada de Marie-Noëlle Ginard


Incart 2013 By Can Monroig representó un antes y un después por diferentes motivos.
Para Robert y para mí fue una manera de exteriorizar lo que habíamos vivido en Africa, así como las dificultades y miedos por los que habíamos pasado en los últimos años en Mallorca.
Pusimos muchísima energía para montar las exposiciones, también mucho de nosotros mismos ya que nos implicamos emocionalmente, supongo que nos tomamos las cosas demasiado en serio; o quizás estábamos pidiendo a gritos que alguien nos ayudara -ironías de la vida, las muñecas tenían la boca tapada-. Cuando trabajas o colaboras con otras personas deseas que el nivel de implicación sea el mismo que el tuyo pero hubo desencuentros con los artistas y desplantes por parte del ayuntamiento de Inca; así que decidimos no volver a participar en las siguientes ediciones de Incart y que a partir de ese momento desarrollaríamos nuestras propias ideas en solitario....o al menos por un tiempo.
Actualmente pasamos por un momento algo más sereno y hemos empezado un proyecto creativo "es solo pintura" junto al artista Manuel Santiago del que ya os iremos hablando.


Noelle
Noëlle en el taller que hemos improvisado en Can Monroig para trabajar junto a Manuel Santiago



texto: Marie-Noëlle Ginard
Fotos de Robert López Hinton
Can Monroig, abril 2015

Ver más en Noelleginard.Tumblr.com y Robert L. Hinton en tumblr.com

{gallery}/noelle-robert-arte{/galler

Can Monroig, La casa.

La primera vez que vimos Can Monroig

 

Fue en el año 2002, creo recordar que un día de junio sobre las tres de la tarde; Robert y yo habíamos quedado en Inca con Sebastián Mora, propietario de una casa que estaba a la venta en la ciudad.
Veníamos andando desde el centro de la ciudad, y al ver que nos habíamos alejado un poco de las calles principales  le dije a Roberto a modo de advertencia:"está muy lejos del centro, ya puede estar bien esta casa...".

En aquel momento vivíamos y trabajábamos en Pollença; buscábamos una casa para restaurar, vivir en ella y que al mismo tiempo nos sirviera de estudio o showroom.


can monriog fachada

Fachada de Can Monroig en el año 2002

Cuando al entrar por la calle gerrers nos encontramos de frente con la fachada de Can Monroig me quedé callada. Es difícil explicar lo que sentimos al atravesar la puerta por pimera vez. A pesar de estar subdividida en muchas habitaciones, la casa era enorme y amplia, con una distribución distinta a la habitual -los arcos perpendiculares a la fachada y no paralelos-; se adivinaba un arco ojival en una pared que nos separaba de la casa vecina -coup de coeur!-; una de las habitaciones tenía suelo de losa de piedra, las demás suelo de barro antiguo; las paredes encaladas y las vigas de madera; al fondo un patio, en el primer piso tres salas inmensas...

Era una casa bastante "pura" y con toda seguridad no había sido reformada en  los últimos 100 años.


can monroig antes de restaurar

Entrada de la casa

Llevaba 25  años sin ser habitada y eso se notaba: humedades, desconches en las paredes, entradas de agua en la cubierta, fachada en mal estado, el porche del patio invadido por la vegetación... Para dos amantes de las ruinas como nosotros  era una verdadera joya. No tardamos más de veinte minutos en decidir que queríamos comprarla.


La casa pertenecía a la familia Salas  desde el siglo XVI y era más conocida como Can Monroig d'abaix para diferenciarla de Can Monroig de Sa plaça -ya desaparecida- que estaba cerca del  ayuntamiento.





antepasada can monroig

Isabel María Garau Campins  antigua moradora de Can Monroig junto a la puerta del patio


Monroig (Muntrog o Montroig) fue uno de los caballeros que acompañaron a Jaume I en la conquista de Mallorca.

"Montrog (Arnaldo) cupiéronle en el término de Inca las alquerías Beriracha y Benirocabli de seis jovadas y un molino de la fuente de Canet llamado Aboember por indiviso con el rey. Otro Araldo de Monroig tal vez el mismo en 1290 fue jurado de la ciudad de Mallorca por la clase de artesanos."  Memoria de los pobladores de Mallorca.

La restauración (ver más)

Por increible que parezca compramos Can Monroig sin saber cómo íbamos a financiar este poyecto. Fuimos osados, ingenuos y bastante inconscientes, nunca lo hemos negado.

Tardamos dos años en iniciar las obras, otros dos en restaurar las cubiertas, las paredes o los forjados, tirar tabiques o abrir espacios; liberamos un gran arco gótico que apareció durante la reforma, desentarramos un horno y varios aljibes de piedra; bajamos el suelo por debajo del nivel de la calle....


arco gótico en Can Monroig

En el 2006 nos mudamos a vivir a la casa sin haber terminado las obras; un par de habitaciones habitables, una cocina provisional  y un baño nos bastaban; el resto de la casa estaba por terminar, el suelo de la planta baja y el subterráneo se había excavado hasta el nivel de la tierra.
El primer invierno lo pasamos sin cristales en las ventanas ni puertas en la planta baja.


suelo del subterráneo levantado

  Descubriendo una tinaja enterrada en el "underground"


A finales de ese mismo año fuimos conscientes de que no podíamos terminar las obras si debíamos pagar a otros la ejecución. Tras unas semanas de desánimo total decidimos continuar el trabajo nosotros mismos.

Finalmente la casa saldría ganando. Entre dirigir una obra queriendo transmitir a otros el efecto final que buscas y hacerlo tú mismo, siempre hay una diferencia. Las paredes trabajadas a mano, los suelos transformados piedra a piedra, las vigas pintadas con pincel y no con brocha, la fachada restaurada imitando la pátina antigua....mil y un detalles y un especial interés en que el trabajo fuera artesanal y respetuoso con lo antiguo dieron a la planta baja de Can Monroig un encanto especial, como si aquí no hubiéramos tocado nada y todo llevara así años.

En una ocasión una vecina de Inca llamó a nuestra puerta y pidió visitar la casa; su hija estaba preparando un trabajo sobre el gótico en Inca y quería fotografiar nuestros arcos. En aquella época no habíamos terminado la restauración pero estaba ya en su fase final. La madre se me acercó, con mucha amabilidad y en tono comprensivo me dijo:"esta casa es preciosa pero vais a tener que invertir mucho dinero para arreglarla". Me quedé de piedra ¡llevábamos cinco años restaurando can Monroig!!!

En noviembre de 2009 y coincidiendo con el "Dimecres Bo" dimos por finalizada la restauración e inauguramos Can Monroig con una fiesta a la que invitamos a algunos amigos; durante el "Dijous Bo" se corrió la voz de que dejábamos visitar la casa y el aluvión de visitantes nos sorprendió.


inauguracion de can monroig


Habíamos terminado la restauración de una casa que quería ser nuestra tarjeta de visita, referente de la restauración sostenible y recuperación del patrimonio civil a la que nos dedicamos; nosotros teníamos una casa increíble que enseñar, con un trabajo del que nos sentíamos orgullosos pero no había clientes porque estábamos en plena crisis económica.

Marie-Noëlle Ginard Féron
Robert López Hinton
Can Monroig
Inca, Mallorca
18 de agosto 2014

Clásico gamberro, creando tendencia.

En el año 2011 el periodista Esteban Mercer Palou, tras una visita a Can Monroig y refiriéndose a la decoración de la casa, escribió en el Diario de Mallorca: su experiencia les ha llevado a realizar un trabajo de arqueología impresionante, digno de Indiana Jones -no exagero- pero han ido más allá. La decoración, un ejercicio de maestría sin igual en esta isla (Mallorca). Quizás en el resto del mundo tampoco exista algo parecido, es entre gamberra y terráquea, absolutamente loca sin duda. Y sin embargo habitable y disfrutable

Le corbusier grafiteado por Marie-Noëlle en el underground de Can Monroig
Le corbusier grafiteado por Marie-Noëlle en el underground de Can Monroig
Nos hizo tanta ilusión el comentario que a partir de ese momento decidimos ponerles el nombre de "Muebles gamberros" a la serie de mobiliario grafiteado que estábamos realizando... y hasta ahora.

Muebles grafiteados, decoraciones que combinan muebles antiguos, vintage, fotos callejeras o muñecas crucificadas con pintura barroca, vírgenes y santos, y todo entre paredes con más de 700 años de historia.
"Decoraciones posibles" en cualquier otro espacio. Nos gustan las ruinas, las paredes decrépitas, las pátinas, las texturas, y en este contexto sorprender; quizás con telas antiguas, cerámica o muebles inventados. En decoración todo es posible si lo que haces es auténtico y crees en ello.

Librería de hierro diseñada por Robert López Hinton y grafiteada por Marie-Noëlle Ginard
Librería de hierro diseñada por Robert López Hinton y grafiteada por Marie-Noëlle Ginard

Hace unos días leímos un artículo en la revista AD España que nos gustó mucho, tanto por el título como por el contenido: "Clásico gamberro"Una pareja recurrió a la interiorista Marion Collard para rejuvenecer un piso Hausmaniano con empaque y solera en París. La decoradora se atrevió con el "street art" con resultados asombrosos. Casualidad o no, nos da igual, porque tenemos el presentimiento de que el interiorismo de Can Monroig está creando tendencia, y sino, busquen el el google estos tags: interiorismo gamberro, muebles gamberros y ya nos contarán.

Butacas grafiteadas por Marie-Noëlle Ginard
Butacas grafiteadas por Marie-Noëlle Ginard

Quiénes somos

En el año 2007 nos trasladamos a Inca, Mallorca e iniciamos este proyecto que llamamos "Can Monroig" dedicado a la restauración sostenible y al interiorismo en casas antiguas. Pero nuestros orígenes están en un taller de anticuario en la calle Montenegro de Palma de Mallorca, donde compramos unas radios antiguas con la intención de restaurarlas y luego revenderlas, allá en 1993. Unos años después abrimos un taller textil en Sineu, uno de restauración en LLubí y en 1997 una tienda de decoración en Pollensa, "Pollentia decoración", tienda de referencia durante más de diez años, con la que introdujimos en Mallorca el mobiliario y las puertas de origen francés y aragonés con policromías originales; especializándonos en los muebles del siglo XVIII y en materiales arquitectónicos de recuperación.

Robert Lopez Robert Lope en 1992 Noelle Ginard Noelle Ginard en 1992

En el año 2007 nos trasladamos a Inca, Mallorca e iniciamos este proyecto que llamamos "Can Monroig" dedicado a la restauración sostenible y al interiorismo en casas antiguas.

Pero nuestros orígenes están en un taller de anticuario en la calle Montenegro de Palma de Mallorca, donde compramos unas radios antiguas con la intención de restaurarlas y luego revenderlas, allá en 1993. En los 10 años en que vivimos y trabajamos en Pollensa aprendimos a conocer las antigüedades o los materiales recuperados. Nuestra pasión por las pátinas y los edificios antiguos nos llevaron a trabajar con materiales sostenibles como las pinturas naturales, los morteros de cal, tierras y arcillas; a crear muebles con maderas nobles o customizar otros; trabajar en la pintura decorativa utilizando técnicas antiguas casi olvidadas, y en definitiva, a desarrollar un gusto y una pasión personal por la decoración y la arquitectura tradicional. Muchos os preguntareis ¿Qué es Can Monroig? Can Monroig es en primer lugar una bellísima casa con orígenes góticos y restos de lo que pudo ser el antiguo barrio judío de Inca; es a la vez nuestra vivienda y estudio o showroom donde también organizamos eventos culturales y artísticos. Pero ante todo, Can Monroig es el buque insignia de nuestro proyecto de restauración sostenible y decoración creativa.

Robert Lopez y Noëlle Ginard
Robert Lopez y Noëlle Ginard en Can Monroig

Can Monroig lo formamos Marie-Noëlle Ginard y Robert López Hinton con más de 20 años a nuestras espaldas, equivocándonos, aprendiendo, experimentando, arriesgándonos, eternos Insatisfechos, agitadores culturales (como nos dijo un amigo hace poco "¿y qué más quisiéramos? " digo yo), luchando por recuperar una belleza que poca gente conoce, que casi nadie comprende.

Robert Lopez y Noëlle Ginard
Robert Lopez y Noëlle Ginard en Can Monroig
Subscribe to this RSS feed