Can Monroig, La casa.

La primera vez que vimos Can Monroig

Fue en el año 2002, creo recordar que un día de junio sobre las tres de la tarde; Robert y yo habíamos quedado en Inca con Sebastián Mora, propietario de una casa que estaba a la venta en la ciudad.

Veníamos andando desde el centro de la ciudad, y al ver que nos habíamos alejado un poco de las calles principales  le dije a Roberto a modo de advertencia:"está muy lejos del centro, ya puede estar bien esta casa...". En aquel momento vivíamos y trabajábamos en Pollença; buscábamos una casa para restaurar, vivir en ella y que al mismo tiempo nos sirviera de estudio o showroom.

fachada antigua de can monroig                                    

Cuando al entrar por la calle gerrers nos encontramos de frente con la fachada de Can Monroig me quedé callada. Es difícil explicar lo que sentimos al atravesar la puerta por pimera vez. A pesar de estar subdividida en muchas habitaciones, la casa era enorme y amplia, con una distribución distinta a la habitual -los arcos perpendiculares a la fachada y no paralelos-; se adivinaba un arco ojival en una pared que nos separaba de la casa vecina -coup de coeur!-; una de las habitaciones tenía suelo de losa de piedra, las demás suelo de barro antiguo; las paredes encaladas y las vigas de madera; al fondo un patio, en el primer piso tres salas inmensas...

Era una casa bastante "pura" y con toda seguridad no había sido reformada en  los últimos 100 años.

entrada de can monroig

Llevaba 25  años sin ser habitada y eso se notaba: humedades, desconches en las paredes, entradas de agua en la cubierta, fachada en mal estado, el porche del patio invadido por la vegetación... Para dos amantes de las ruinas como nosotros  era una verdadera joya. No tardamos más de veinte minutos en decidir que queríamos comprarla.

La casa pertenecía a la familia Salas  desde el siglo XVI y era más conocida como Can Monroig d'abaix para diferenciarla de Can Monroig de Sa plaça -ya desaparecida- que estaba cerca del  ayuntamiento.

antepasados de can monroig

Monroig (Muntrog o Montroig) fue uno de los caballeros que acompañaron a Jaume I en la conquista de Mallorca:
"Montrog (Arnaldo) cupiéronle en el término de Inca las alquerías Beriracha y Benirocabli de seis jovadas y un molino de la fuente de Canet llamado Aboember por indiviso con el rey. Otro Araldo de Monroig tal vez el mismo en 1290 fue jurado de la ciudad de Mallorca por la clase de artesanos."  Memoria de los pobladores de Mallorca.
"Fueron nombrados cuatro personas, dos cristianas y dos judías para acordar los precios de ventas y alquileres de las casas del que sería el Call, pero ante los precios se quejó la Universidad de Inca formulando escrito al rey y paralizando todo el proceso quedando en suspenso por un periodo de 10 años donde el gobernador dió orden de ejecutar la sentencia y continuar con el proceso del Call , pero no fué hasta 1363 con el nuevo gobernador Bernardo de Tous que se comenzó a ejecutar, se nombran una nueva comisión de valorización formada por Montroig y Palou  (cristianos) con Faquim y Fallux (judíos)." Wikipedia, barrio judío de Inca.

La restauración (ver más)

Por increible que parezca compramos Can Monroig sin saber cómo íbamos a financiar este poyecto. Fuimos osados, ingenuos y bastante inconscientes, nunca lo hemos negado.

Tardamos dos años en iniciar las obras, otros dos en restaurar las cubiertas, las paredes o los forjados, tirar tabiques o abrir espacios; liberamos un gran arco gótico que apareció durante la reforma, desentarramos un horno y varios aljibes de piedra; bajamos el suelo por debajo del nivel de la calle....

 En el 2006 nos mudamos a vivir a la casa sin haber terminado las obras; un par de habitaciones habitables, una cocina provisional  y un cuarto de baño nos bastaban; el resto de la casa estaba por terminar, el suelo de la planta baja y el subterráneo se había excavado hasta el nivel de la tierra.
El primer invierno lo pasamos sin cristales en las ventanas ni puertas en la planta baja.

restaurando can monroig                            restaurando can monroig                                                                                                   

A finales de ese mismo año fuimos conscientes de que no podíamos terminar las obras si debíamos pagar a otros la ejecución. Tras unas semanas de desánimo total decidimos continuar el trabajo nosotros mismos.

Finalmente la casa saldría ganando. Entre dirigir una obra queriendo transmitir a otros el efecto final que buscas y hacerlo tú mismo, siempre hay una diferencia. Las paredes trabajadas a mano, los suelos transformados piedra a piedra, las vigas pintadas con pincel y no con brocha, la fachada restaurada imitando la pátina antigua....mil y un detalles y un especial interés en que el trabajo fuera artesanal y respetuoso con lo antiguo dieron a la planta baja de Can Monroig un encanto especial, como si aquí no hubiéramos tocado nada y todo llevara así años.

En una ocasión una vecina de Inca llamó a nuestra puerta y pidió visitar la casa; su hija estaba preparando un trabajo sobre el gótico en Inca y quería fotografiar nuestros arcos. En aquella época no habíamos terminado la restauración pero estaba ya en su fase final. La madre se me acercó, con mucha amabilidad y en tono comprensivo me dijo:"esta casa es preciosa pero vais a tener que invertir mucho dinero para arreglarla". Me quedé de piedra ¡llevábamos cinco años restaurando can Monroig!!!

Tras cinco años de obras y mucho esfuerzo, en noviembre del 2009 y coincidiendo con el "Dimecres Bo" inauguramos Can Monroig con una fiesta a la que invitamos a algunos amigos. Durante el "Dijous Bo"(fiesta principal de Inca) se corrió la voz de que podía visitarse la casa y nos sorprendió gratamente el número de personas que acudieron ese día a verla

Inauguracion de can Monroig

Habíamos terminado la restauración de una casa que quería ser nuestra tarjeta de visita, referente de la restauración sostenible y recuperación del patrimonio civil a la que nos dedicamos; nosotros teníamos una casa increíble que enseñar, con un trabajo del que nos sentíamos orgullosos pero no había clientes porque estábamos en plena crisis económica.

Marie-Noëlle Ginard Féron
Robert López Hinton
Can Monroig
Inca, Mallorca
18 de agosto 2014

Can Monroig i el Call d,Inca

Can Monroig i el call d’Inca 

El casal de Can Monroig que se situa al número 22 del carrer de Can Valella també ha estat conegut amb el nom de Can Móra. Aquest edifici es troba situat en el call d’Inca, el barri jueu que estava format per les illetes de cases configurades pels carrers de Sant Francesc, la Virtut, Can Valella, Pare Cerdà, el Call i la Rosa.

arco gotico en can monroig



L’actual casa de dues plantes i datada del segle XVI, presenta una façana de parament llis decorat amb pedretes, semblant a la façana de Can Siquier. Les obertures estan formades per diverses finestres, a excepció del portal d’entrada, que està acabat amb un arc de mig punt adovellat de pedra viva igual que la part inferior de dita façana. Ben igual que la ja esmentada Can Siquier, a l’interior hi ha algunes restes d’època barroca (arcs d’ansa paner).

Aquesta casa va romandre molts d’anys tancada i amb el pas del temps s’anà fent mal bé, però fa uns anys fou comprada i els seus nous propietaris hi dugueren a terme una gran restauració mitjançant la qual sortiren a la llum molts elements arquitectònics que varen evidenciar el passat medieval de la casa. 

Els elements gòtics de l’edifici que a dia d’avui s’hi poden observar estan formats per una sèrie d’arcs, ogivals i de mig punt, i també algun portal i alguna finestra arquitravada. Així doncs, l’interior de la casa està format per dues crugies. A la primera crugia hi ha tres estances perpendiculars a la façana i separades per arcs. És dins el que es pot considerar com l’entrada de la casa, on a la part esquerra hi destaca un arc d’ansa paner d’època barroca i, tot seguit, un gran arc ogival de pedra d’època medieval. A la part dreta hi destaca un arc rodó i emblanquinat que dóna pas a una estança a la qual també destaca un arc ogival paredat.

Arc ogival
La primera crugia queda separada de la segona mitjançant un mur en el qual s’obre un portal arquitravat d’accés entre les dues crugies i, al seu costat dret, una finestra acabada amb un arc de mig punt que molt possiblement també es pot datar d’època medieval a causa de la gran semblança amb altres portals i finestres trobats en edificis gòtics de l’època (Palau de l’Almudaina, Palau dels Reis de Mallorca de Sineu, Torre dels Enagistes de Manacor, etc). Tampoc no es descarta que en un altre temps pogués haver estat un portal.

Finestra
A la segona crugia i en el mur esquerre s’hi obre un portal de pedra arquitravat amb una llinda de fusta, tot seguit una finestra quadrada i per acabar un portal de pedra, ara arquitravat, però que originalment estigué acabat amb un arc de mig punt, igual que el que es troba al mur de separació entre les dues crugies. Per la seva forma i situació, pensam que també es tracta de restes medievals.

A la part posterior de la casa, s’hi situa el pati, i a la part esquerra hi ha un espai obert per un arc d’ansa paner d’època barroca, del qual destaca la seva part inferior, ja que veim com n’existí un d’anterior, també d’ansa paner, i encara in de més antic, que per la col·locació de les pedres degué esser apuntat. A més, al costat dret, encara es pot veure l’arrencada del que degué ser el nervi de la creueria. A la part de l’arcada, al mur del fons, queda ben marcada la forma de l’arc ogival i , per l’amplada de l’espai, hom pot pensar que es tractava d’un espai cobert per dos trams amb volta de creueria.

Pati
Una vegada descobertes aquestes restes arquitectòniques i tenint datat el call jueu en el segle XIV, lloc on se situa la casa, és fàcil pensar que parlam d’unes restes gòtiques que molt probablement daten d’aquest mateix segle o fins i tot del XIII.

A més d’aquestes troballes, amb la restauració de la casa foren aixecats tots els trespols i es feren una sèrie de troballes molt interessants.

Cub
Així, cal destacar que, a la part dreta de l’entrada, s’hi trobà un antic forn que restava enterrat per sota del nivell del carrer, ben igual que tot una sèrie de cubes i dipòsits de pedra repartits per tota la casa connectats entre ells mitjançant canonades fetes de fang. A part, se sap que la casa també disposava d’un celler i encara es conserva una cisterna. Al pati també hi ha dos dipòsits, un més gran que l’altre. En el petit, s’hi descobriren uns escalons pels quals s’hi podia accedir i en el seu interior hi ha una aixeta de bronze amb decoració antropomorfa (dos ulls i un nas).


horno en Can Monroig


Forn
A diferència de les restes arquitectòniques formades pels diversos arcs, en el cas de les troballes del forn, dels diferents dipòsits, cisternes i pous, no ens atrevim a datar-les, ja que fins avui no han estat estudiades arqueològicament i, per tant, no disposam de dades convincents que ens permetin saber ni quin era el seu ús ni quan foren construïdes. A més, també cal tenir en compte que Can Monroig és una casa que ha petit moltes transformacions i ampliacions al llarg dels segles, cosa que dificulta encara més el seu estudi.

Però, malgrat tot, cal tenir en compte algunes dades prou importants que en un futur, i després d’un bon estudi arqueològic, podrien ajudar a desxifrar aquestes diferents troballes.

Així doncs, una vegada més, hem de destacar que el casal es troba  situat en el que en el segle XIV fou el call d’Inca. Per això,  creim necessari apuntar algunes dades bibliogràfiques sobre els jueus a Mallorca, a Inca i sobre l’erecció del nostre call, sense oblidar el de Ciutat de Mallorca.


restos hallados en Can Monroig

 

El call d’Inca

Cal cercar els orígens de la presència de jueus a Mallorca en el segle V, tant pel que fa a Mallorca com pel que fa a Menorca, ja que així ho documenta una carta del bisbe Sever l’any 417. També, i gràcies a diverses fonts, sabem que durant la dominació islàmica de l’illa (902-1229) també existia una important comunitat de jueus. Així, quan Jaume I conquerí Mallorca el 1229, ja es va trobar amb una important comunitat jueva a la ciutat de Mallorca, però també en altres indrets de la Part Forana com Inca, Petra, Montuïri, Felanitx, Sineu, Alcúdia, Sóller i Pollença.


Arco gótico


La comunitat jueva d’Inca ja apareix documentada l’any 1232, quan Jaume I atorga retribucions als jueus d’Inca, de l’Almudaina de Gomara (Ciutat), de Petra i de Montuïri[1]. Un document de 1240 confirma la presència de jueus a Inca. Per altra banda, el Conqueridor donà el seu suport als jueus de Mallorca, concedint-los protecció reial, privilegi que confirmà el mateix rei l’any 1247.

Disposam de més documentació referent a la comunitat jueva d’Inca durant els anys qeu conformen el segle XIV. Aquestes dades estan documentades als llibres de morabatí dels anys 1329 i 1336. També sabem que en aquests anys els jueus inquers encara no disposaven d’un barri (call) per viure-hi tots plegats, sinó que habitaven repartits en diferents indrets de la vila. En canvi, sí que disposaven d’una bona organització sota la institució jueva anomenada aljama, que era aprovada pel rei i disposava de consellers, secretaris i procuradors, a més de gaudir d’una certa independència pública[2] .

A l’any 1346 i a causa dels importants i constants enfrontaments entre alguns dels membres de la comunitat jueva i de la comunitat cristiana, el rei Pere el Cerimoniós manà aixecar un call per a la vila inquera. Malgrat la decisió reial i a causa de la gran minva de la població jueva després de la pesta del 1348, no fou fins al 1372 quan s’establí definitivament el call d’Inca, tot i que a l’any 1353 els jurats d’Inca ja havien demanat al governador que es construís un call i aquest assignà un lloc situat en el barri de Sant Bartomeu, concretament al carrer de Martí Metge, però el lloc no agradà als jueus a causa del mal estat de les cases, moltes en estat de ruïna, i apel·laren el senyor rei per tal que els concedís un altre lloc on establir-se. Finalment el rei Pere IV d’Aragó, com hem vist anteriorment, a l’any 1372 els concedí un nou lloc situat a l’anomenat carrer d’en Pascolet, situat al barri de Sant Francesc.



 Portales medievales
Portal de pedra arquitravat

L’assalt al call de 1391
El call d’Inca, semblant al cas de Ciutat, estava envoltat d’un mur i tancat per dos portals, un d’ells molt probablement al carrer de Sant Francesc, ja que consta als documents de 1372, on els jueus demanen que un dels portals sia fet al carrer de Sant Francesc[3]. Malgrat tot, que els jueus tenguessin el seu propi barri tancat de la resta de la vila no bastà per aturar els enfrontaments i assalts a les cases jueves per part dels cristians, i al 1391 s’assaltaren els calls de Palma i d’Inca. Els cristians dugueren a terme diferents avalots mitjançant els quals perpetraren nombrosos actes de pillatge i destrucció, assassinaren un gran nombre de jueus (pel que fa a Inca, els documents parlen d’una exterminació quasi total) i calaren foc a cases i botigues del call, deixant arrasat el barri sencer.

Tornant a Can Monroig...
Com a conclusió final i havent situat el casal de Can Monroig dins el que fou el call inquer, una darrera observació ens du fins a l’arc ogival que ens ubica a l’entrada de la casa. En aquest arc, a la part superior, encara s’hi poden veure les restes de mascara i una fotografia del mateix arc, feta tot just abans de la seva neteja, ens mostra com quan fou descobert les restes de mascara es repartien per tot ell. 

arco con restos de hollín


A la segona crugia de la casa, tot d’una després del portal que hi dóna accés, a mà esquerra hi ha un altre portal arquitravat que mostra la llinda de fusta totalment cremada. Aquestes restes cremades han de ser per força fruit d’un incendi important sofert per la casa i el fet que es trobin en unes restes arquitectòniques d’època gòtica ens fa pensar que poguessin estar relacionades directament amb l’assalt del call el 1391, ja que apareix documentat a la Història de Mallorca de Pere Xamena que durant els avalots es cremaren cases i botigues[4]. Cal destacar també el primer volum de la Història de Mallorca editada per l’editorial Moll, que afirma que les “classes baixes” de la ciutat s’uniren amb els pagesos assaltant el Call, cremant les cases i assassinant uns 300 jueus [...] El mateix atemptat havia sofert el Call d’Inca[5].

Text: Guillem Alexandre Reus i Planells, “L’art gòtic a Inca. Arquitectura civil”, a: XIV Jornades d’Estudis Locals, Ajuntament d’Inca, Inca, 2013, p. 167-170.

 [1] Miquel S. Font i Poquet: La fe vençuda. Jueus, conversos i xuetes a Mallorca, Palma, 2004, 17.

[2] Pere Xamena Fiol: Història de Mallorca, Palma, 1991, 107.

[3] Ramon Rosselló Vaquer: Història d’Inca (1350-1516), Palma, 1997, 19.

[4] Pere Xamena Fiol: Història de..., 169.

[5] Autors diversos: Història de Mallorca, vol. I, Palma, 1989, 223-224.

Workshop of introduction to archeology in Can Monroig, Inca, Mallorca (2015)

Workshop of introduction to archeology in Can Monroig, Inca, Mallorca.

The archaeologist Jorge Argüello Menéndez will conduct a practical and theoretic course the days 6, 7, 8, 9 and 10th of July 2015 at Can Monroig.

The study will focus on the kiln and well situated at the entrance of the house located in Inca.

Excavation and probe of 1.50 x 1.50 metres.

Beginning of excavation of the statigraphic levels of a well.

Themes to be treated:

1-    Spatial organization of the site.

2-    Methodology of the excavation.

The statigraphic units. Statigraphic relations. Identification and excavation of the statigraphic unit.

3-    Registry proceedings and excavation of the stratum.

The file of the statigraphic unit. The photographic registry of the site. The drawing of the site. Archaeologic excavation techniques. Gathering of materials. Gathering of samples 54.

 4-    Treatment of the archaeologic material.

Cleaning. Acronyms. Joining of fragments.

 Location: Can Monroig.

 C/ Can Valella nº22

Inca, Mallorca, Spain.

 See on Google Maps

 Telephone number: 649 186 494 (Robert López Hinton)

Dates: 6 to 10 of July 2015

Time: from 15:00 to 20:00 hours.

Limit number of places: 6

Reservations: send an email to Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. indicating the reasons why would you like to participate in this course.

The selected candidates should advance 50% of the cost before the start of it, and the rest on 6th July, on starting.




El arqueólogo Jorge Argüello Menéndez impartirá un curso teórico práctico los días 6, 7, 8, 9 y 10 de julio del 2015 en Can Monroig.
El estudio se centrará en el horno y el pozo que se encuentran en la entrada de la casa situada en Inca.

Excavación de un sondeo de 1,50 x 1,50 metros.
Inicio de la excavación de los niveles estratigráficos de un pozo.

Temas a tratar:

1.- Organización espacial del yacimiento.

2.- Metodología de excavación.
Las unidades estratigráficas. Relaciones estratigráficas. Identificación y excavación de Unidad Estratigráfica

3.- Procedimientos de registro y excavación de un estrato.
La ficha de Unidad Estratigráfica. El Registro fotográfico de campo. El dibujo de campo.
Técnicas de excavación arqueológica. Recogida de materiales. Recogida de muestras 54.

4.- Tratamiento del material arqueológico.
Limpieza. Siglado. Pegado de fragmentos.


Lugar: Can Monroig
C/Can Valella nº22
Inca ,Mallorca, España.
ver en Google maps
teléfono 649186494

Fechas: 6 a 10 de julio 2015

Horario: 15h a 20h

Limite de plazas: 6

Reservas: enviar un mail a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. indicando los motivos por los que te gustaría participar en este curso.

El horno de Can Monroig

arco horno


Durante la restauración de Can Monroig que se inició  en el año 2002,  apareció en una de las salas y casi a ras de suelo un arco de piedra.
Tardaríamos unos meses en levantar las losas de piedra y así desenterrar lo que resultó ser un pequeño horno.


horno de can monroig

En el recinto del horno había dos pozos, uno de ellos estaba lleno de tierra, el otro estaba tapado por una losa de piedra y al tratarse de un pozo de filtración se encontraba lleno de agua.

En el año 2014, a través del arqueólogo Jorge Argüello, solicitamos permiso a la dirección de patrimonio  para realizar unas catas arqueológicas en la zona de el horno.
El próximo día seis de julio se inicia el estudio arqueológico en Can Monroig centrado en el horno y uno de los pozos que hay en este recinto.

Esto es posible gracias a la enorme generosidad e interés de Jorge, ya que no recibimos ninguna ayuda para financiar estos trabajos;
por lo cual, toma forma de curso de iniciación a la arqueología, con una aportación económica por parte de los alumnos y con un máximo de seis participantes debido a la limitación del espacio.

Esperamos que este curso que se inicia el 6 de julio pueda aportarnos nuevos datos sobre los orígenes de Can Monroig.


horno en Can Monroig


Artículos relacionados:
Can Monroig i el call de Inca
La casa
¿Mikveh en el barrio judío de Inca?
Can Monroig and the jewish quarter of Inca
Ablagerungen der geschicht /Mallorca zeitung


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Can Monroig y el barrio judío de Inca

Can Monroig y el barrio judío de Inca

La casona de Can Monroig, ubicada en el número 22 de la calle de Can Valella está situado en la judería de Inca, el barrio judío que estaba formado por las manzanas de casas comprendidas entre las calles de Sant Francesc, la Virtud, Can Valella, Pare Cerdà, el Call y la Rosa. La actual casa de dos plantas datada en el siglo XVI, presenta una fachada  de muro liso decorado con pequeñas piedras, parecida a la fachada de Can Siquier. Las aberturas están formadas por diversas ventanas y un portal de entrada de arco de medio punto con dovelas de piedra, al igual que la parte inferior de dicha fachada. De la misma manera que en la ya nombrada Can Siquier, en el interior hay algunos restos de época barroca (arcos carpaneles).

Fachada de Can Monroig              Can Monroig en el año 2002

Esta casa estuvo muchos años cerrada y con el paso del tiempo fue deteriorándose, pero hace unos años fue comprada y su nuevos propietarios llevaron a cabo una gran restauración con la que salieron a la luz muchos elementos arquitectónicos que evidenciaron el pasado medieval de la casa.

Los elementos góticos del edificio que hoy en día pueden observarse están formados por una serie de arcos, ojivales y de medio punto, y también algún portal y alguna ventana adintelada. Así pues, el interior de la casa está formado por dos crujías. En la primera crujía hay tres habitaciones perpendiculares a la fachada y separadas por arcos. En la entrada de la casa en la pared izquierda destaca un arco carpanel de época barroca y, seguidamente, un gran arco ojival de piedra de época medieval. En elladp derecho un arco de medio punto  encalado que da paso a una estancia en la cual también destaca un arco ojival cegado. La primera crujía queda separada de la segunda mediante un muro en el que se abre un portal adintelado de acceso entre las dos crujías y, en su lado derecho, una ventana acabada en un arco de medio punto que muy probablemente sea de época medieval debido a la gran semejanza con otros portales y ventanas encontrados en edificios góticos de la época (Palacio de la Almudaina, Palacio de los Reyes de Mallorca de Sineu, Torre dels Enagistes de Manacor, etc.). No  descartamos que en otro tiempo pudiera haber sido un portal.

En la segunda crujía y en el muro izquierdo se abre un portal de piedra adintelado con ejácena de madera, a continuación una ventana cuadrada y finalmente un portal de piedra, ahora adintelado, pero que originalmente estuvo acabado por un arco de medio punto, igual que el que se sitúa en el muro de separación entre las dos crujías. Por su forma y situación, pensamos que también se tratan de restos medievales. En la parte posterior de la casa está situado el patio , donde encontramos un arco carpanel de época barroca, del que destaca su parte interior, ya que vemos como anteriormente existió otro anterior a él, también carpanel, y todavía otro más antiguo, que por la colocación de las piedras debió de ser apuntado. Además, en el lado derecho todavía puede verse el arranque de lo que debió ser el nervio de la bóveda de crucería. Al otro lado del arco, en el muro del fondo, queda bien marcada la forma del arco ojival y, debido a la achura del espacio, podemos pensar que se trataba de un espacio cubierto por dos tramos con bóveda de crucería.

Una vez descubiertos estos restos arquitectónicos y teniendo fechada la judería en el siglo XIV, lugar dónde se sitúa la casa, es fácil pensar que estamos hablando de unos restos góticos que muy probablemente datan de este mismo siglo o del XIII.

Además de estos descubrimientos, con la restauración de la casa se levantó todo el suelo y también se encontraron toda una serie de elementos muy interesantes. Así, cabe destacar que, en la parte derecha de la entrada, se encontró un antiguo horno que estaba enterrado bajo el nivel de la calle, lo mismo que toda una serie de cubas y depósitos de piedra repartidos por la casa y conectados entre ellos mediante tuberías hechas de barro. Aparte, se sabe que la casa también disponía de una bodega y todavía se conserva una cisterna. En el patio también hay dos depósitos, uno más grande que el otro. En el pequeño, se encontraron unos peldaños por los cuáles se puede acceder al interior del depósito donde hay un grifo de bronce con decoración antropomorfa (dos ojos y una nariz). A diferencia de los restos arquitectónicos formados por los diversos arcos, en el caso del descubrimiento del horno, de los diferentes depósitos, cisternas y pozos, no nos atrevemos a datarlos, ya que hasta la actualidad no han sido estudiados arqueológicamente y, por tanto, no disponemos de fechas convincentes que nos permitan saber ni cuál era su uso ni cuándo fueron construidos. Además, también se debe tener en cuenta que Can Monroig es una casa en la cual se han llevado a cabo muchas transformaciones y ampliaciones a lo largo de los siglos, cosa que dificulta todavía más su estudio. Pero, a pesar de todo, hay que tener en cuenta algunas fechas suficientemente importantes que en un futuro y después de un apropiado estudio arqueológico, podrían ayudar a descifrar estos elementos descubiertos. Así pues, una vez más, tenemos que destacar el hecho de que la casa se encuentra situada en el que durante el siglo XIV fue la judería de Inca. Por eso, creemos necesario apuntar algunos datos bibliográficos sobre los judíos en Mallorca, en Inca, y sobre la erección de nuestra judería, sin olvidar la judería de Palma.

La judería de Inca

Es preciso señalar la presencia de judíos en Mallorca en el siglo V, tanto por lo que se refiere a Mallorca como por lo que se refiere a Menorca ya que así lo documenta una carta del obispo Severo el año 417. También, y gracias a diversas fuentes, sabemos que durante la dominación islámica de la isla (902-1229)  existía una importante comunidad de judíos. Así pues, cuando Jaume I conquistó Mallorca en 1229 ya se encontró con una importante comunidad judía en la ciudad de Palma, pero también en otros lugares de la Part Forana como Inca, Petra, Montuïri, Felanitx, Sineu, Alcúdia, Sóller y Pollença. La comunidad judía de Inca ya aparece documentada el año 1232, cuando Jaume I otorga retribuciones a los judíos de Inca, de la Almudaina de Gomara (Palma), de Petra i de Montuïri. Un documento de 1240 confirma la presencia de judíos en Mallorca, haciéndoles concesión de protección real, privilegio que confirmó el mismo rey el año 1247.

Disponemos de más documentación referente a la comunidad judía de Inca durante los años que conforman el siglo XIV. Estas fechas están documentadas en los libros de “morabatí” de los años 1329 y 1336. También sabemos que durante estos años los judíos de Inca todavía no disponían de un barrio (judería) para vivir en él todos juntos, sino que habitaban repartidos en diferentes lugares de la villa. En cambio, sí disponían de una buena organización bajo la institución judía llamada aljama, que era aprobada por el rey y constaba de consejeros, secretarios y procuradores, además de disfrutar de cierta independencia pública. En el año 1346, y a consecuencia de los importantes y constantes enfrentamientos entre algunos de los miembros de la comunidad judía y de la comunidad cristiana, el rey Pedro el Ceremonioso mandó levantar una judería para la villa de Inca. A pesar de la decisión real y a causa del gran descenso de población judía después de la peste del 1348, no fue hasta el 1372 cuando se estableció definitivamente la judería de Inca, aunque en el año 1353 los jurados de Inca ya habían pedido al gobernador que se constituyera un barrio judío y éste lo asignó en un lugar situado en el barrio de Sant Bartomeu, concretamente en la calle de Martí Metge, pero el lugar no gustó a los judíos a causa del mal estado de las casas, muchas de las cuales estaban en ruina, y apelaron al señor rey para que les concediera otro lugar donde establecerse. Finalmente el rey Pedro IV de Aragón, como ya hemos visto anteriormente, en el año 1375 les concedió un nuevo lugar situado en la llamada calle d’en Pascolet, situada en el barrio de Sant Francesc.

El asalto a la judería en 1391

La judería de Inca, siguiendo un caso semejante al de Palma, estaba rodeado de un muro y cerrado por dos puertas, una de ellas muy probablemente en la calle de Sant Francesc, ya que así consta en los documentos de 1372, dónde los judíos  piden que uno de los portales "sia fet al carrer de Sant Francesc". A pesar de todo, que los judíos tuvieran su propio barrio cerrado del resto de la villa no bastó para parar los enfrentamientos y asaltos a las casas judías por parte de los cristianos, y en 1391 se asaltaron las juderías de Palma e Inca. Los cristianos llevaron a cabo diferentes altercados mediante los cuales perpetraron numerosos actos de pillaje y destrucción, asesinaron un gran número de judíos (en referencia a Inca, los documentos hablan de una exterminación casi total) e incendiaron casas y tiendas de la judería, dejando arrasado el barrio entero.

volviendo a Can Monroig

Como conclusión final y habiendo situado la casa de Can Monroig dentro de lo que fuera la judería inquense, una última observación nos lleva hasta el arco ojival que se ubica en la entrada de la casa. En el arco todavía pueden verse restos de hollín que recubrían dicho arco cuando fue hallado. En la segunda crujía de la casa, seguidamente al portal que le da acceso, a mano izquierda hay otro portal adintelado con una jácena de madera quemada. Estos restos  tienen que ser forzosamente fruto de un incendio importante ocurrido en la casa y el hecho de que se encuentren en unos restos arquitectónicos de época gótica nos hace pensar que pudieran estar relacionados directamente con el asalto de la judería de 1391, ya que aparece documentado en la Història de Mallorca de Pere Xamena que durante los altercados se quemaron casas y tiendas. También hay que destacar el primer volumen de la Història de Mallorca editada por la Editorial Moll, que afirma que les “classes baixes” de la ciutat s’uniren amb els pagesos assaltant el Call, cremant les cases i assassinant uns 300 jueus (…) El mateix atemptat havia sofert el Call d’Inca.

Guillem Alexandre Reus i Planells Historiador del arte

Más información:
Jewish quarter of Inca (blog en tumblr)
Jewish quarter of Inca (google plus)
Can Monroig and the jewish quarter of Inca (pinterest)


Subscribe to this RSS feed
Cookies make it easier for us to provide you with our services. With the usage of our services you permit us to use cookies.
More information Ok