Desordenado blog /una casa de mujeres

"Cuatro generaciones de mujeres viviendo juntas en la misma casa"

DECLARACIÓN: no me gustan las casas impersonales y no concibo que la gente pueda vivir en casas prefabricadas , casas de catálogo o casas falsamente minimalistas. Aunque me gustan muchas de las que aparecen en las revistas, no acabo de creérmelas; tanto diseño, tanta firma, todo tan colocado, tan perfectas... Dicho esto y suponiendo que una buena parte de vosotros ha dejado de leerme, continúo: porque a partir de ahora quiero hablar de las casas que me sorprenden, esas casas diferentes y personales, que hablan de sus habitantes, de su vida, de su historia, casas que a menudo están algo abarrotadas y porqué no decirlo, desordenadas. Casas de amigos y conocidos, anónimos, artistas sin renombre, anticuarios, payeses, outsiders, extravagantes y bohemios. 

Esto es Desordenado_blog y nuestras primeras invitadas son Chris Bartels, su madre Hanna, sus hijas Ana y Simona y su nieta Judith, una familia de origen alemán que vive en la Mallorca interior.

Casa de mujeres

Judith, Chris, Simona, Hanna, Ana y Noëlle

Cuando Chris llegó a Mallorca en los años setenta para pasar unos días de vacaciones acompañada de unos amigos,  la imagen que por entonces tenía de la isla no era demasiado buena, pero ocurrió que al llegar al puerto de Palma el olor a salitre del mar le causó tal efecto que quedó prendada del lugar. Al poco compró con Bert, su pareja, una pequeña casa payesa cerca de Sineu.


casa payesa en Sineu

El jardín

El invierno de 1978 Chris y Bert fueron a vivir allí aunque la casa estaba prácticamente en ruinas, los primeros meses durmieron en sacos de dormir, acurrucados junto al hogar de la vieja cocina que no tenía ni techo.


Rivell en la cocina


La antigua cocina

La antigua cocina hoy restaurada

Sin ninguna experiencia previa restauraron ellos mismos la casa siguiendo los consejos de un viejo albañil del pueblo, reconstruyeron el techo, los forjados, arreglaron las paredes caídas, incluso abrieron un camino desde la casa hasta la carretera principal; se lavaban con una regadera y como no tenían electricidad, usaban lámparas de petróleo y cocinaban en un camping gas.
En el 1980 nació su hija Anna y al año siguiente Simona, que compartieron con sus padres una vida poco convencional y alternativa, sin luz eléctrica, televisión o lavadora. "Niñas que jugaban con ramitas y flores" -como diría un amigo de la familia-  mientras ayudaban a su padre a reconstruir las viejas paredes de la casa.


Chris y sus hijas

Chris y sus hijas Ana y Simona

Llegaron a  colgar un letrero en la entrada del camino donde anunciaban en alemán que vendían huevos frescos, algunos compatriotas se acercaban a charlar y a tomar el té, pero poco más.
A mediados de los ochenta Chris empezó a vender antigüedades, primero en el rastro de Inca, más tarde en el de Palma.
A primera vista Chris no encajaba demasiado en aquel ambiente, era alemana y tenía una distinción y elegancia poco habituales para aquel momento y lugar.


imagen del rastro de Palma

Rastro de Palma 1993

Creo que fue en 1993 cuando la conocimos; por entonces Robert y yo vivíamos en Palma y como buenos aprendices de anticuarios que éramos entonces, los sábados por la mañana íbamos al rastro.
Recuerdo haberle comprado un telar manual y unos años después encontrarla de nuevo en Sineu donde ella había abierto una pequeña y coqueta tienda de antigüedades "Antik & Deco", incluso haberle comprado un lote de lana de colores increíbles que procedían de la desaparecida fábrica de alfombras del pueblo.



Dormitorio de la casa

Rincón del dormitorio de Chris

Con los años Chris se ha convertido en una de las anticuarias de referencia de la isla, Los miércoles de mercado abre su tienda en Sineu, los domingos la encontramos en el rastro de Consell, participa en ferias anuales de antigüedades, viaja regularmente a Francia y Alemania en busca de mobiliario y antigüedades únicas.

En su casa combina a la perfección objetos nórdicos, muebles de jardín franceses, materiales como el zinc, telas, libros, cerámica, tallas barrocas, muñecas o pintura antigua con la construcción auténtica mallorquina, que ha sabido respetar y mantener, como el hogar de la vieja cocina, el encalado de las paredes o el suelo de "trespol" mallorquín de cal y guijarros.


puerta de la casa

 Puerta típica mallorquina con toque alemán



Los gatos, los otros habitantes de la casa

Algunos vecinos curiosos




Comedor

La noche de  Navidad iluminan la casa solo con velas, esta foto está tomada en un día
cualquiera 
al atardecer, así que imaginaros cómo debe lucir en nochebuena.



Interior de uno de los dormitorios

El dormitorio de Chris, libros, libros y más libros...y una luz preciosa que entra por la
ventana al atardecer


Un interior vivido, algo barroco, un poco loco, intencionadamente desordenado, en una construcción sencilla y austera como es la casa payesa mallorquina.
Definitivamente me encanta y sin duda es el reflejo de la vida que Chris llevó durante años con Bert y que ahora continúa con sus hijas, su madre y su nieta.


Detalle

Guantes de boxeo



Chris y Noëlle

Simona, Noëlle y Chris haciendo magia


Finalmente me quedo con la reflexión de Chris acerca de los años vividos en esta casa junto a su marido Bert, cuando sus hijas eran pequeñas, estaban reconstruyendo la casa y al mismo tiempo luchando para vivir en una Mallorca que no siempre es el paraíso soñado:"fueron unos años muy duros pero los más felices de mi vida"

Quizás esto mismo quiso decir Mascha Kalenko en su poema:

 "Desde esta tierra extrema yo te escribo/ a la sombra de un árbol que ayer aún no estaba/ pues aquí crece todo de repente. /Apenas surge un plan, ya se ha cumplido. / Demasiado vehemente es nuestra tierra. / Yo no sé bien si tú podrías adaptarte a este clima, / admito que yo misma con frecuencia lo temo. / Quema el sol / como cólera encendida, / y él madura el grano, tuesta el grano / a su gusto. No puede una fiarse: / hoy representa amor, mañana odio. / A partir de una nada, de una fuente, /nace de pronto un río que veloz / inunda el campo todo entero / y de nuevo decrece en un instante. / Aquello que deseas se cumple sin demora, / pues los deseos tienen un poder evidente / -no deseo maldades, menos mal, / se metería una sino en un mar de sangre"

texto: Marie-Noëlle Ginard Féron, septiembre 2016
Fotos: Robert López Hinton



 

La cicatriz fotográfica, exposición de Gabriel Ramon en Can Monroig (2016)

"La cicatriz fotográfica", fotografías al colodión húmedo de Gabriel Ramon.

Inauguración viernes 22 de enero 2016 a las 19,30 horas.

Desde el año 2011, el fotógrafo Gabriel Ramon realiza una serie de retratos al colodión húmedo. Inventado en 1851, el negativo al colodión consiste en una emulsión depositada en una placa de vidrio que se ha de impresionar dentro de los minutos consecutivos. Esta técnica será abandonada ya a fiales del siglo XIX, hasta que en los albores del siglo XXI un reducido número de fotógrafos reanude esta práctica obsoleta. Con un tiempo de exposición de una decena de segundos, unas condiciones de preparación del soporte y de revelado que rozan la hazaña, una emulsión muy fina y frágil, sujeta a las imperfecciones de la materia, el colodión húmedo es una técnica extrema, en las antípodas de la facilidad de la imagen digital. Como un contrapunto ultra-contemporáneo de ésta, los imágenes fantasmagóricas realizadas según esta técnica nos dejan percibir, como en el azogue de un espejo, nuestra imagen post-mortem.

"El retrato es para Gabriel Ramon un espacio de libertad, es un juego: zarandea la pose; acuchilla la carne… Conoce que la imagen emerge de lo amorfo y aspira a volver a este estado. En esta fragilidad reposa la fuerza de sus retratos, porque no sería capaz de petrificar la imagen (a pesar de que el modelo mantuviera detenidamente la pose) ni de renunciar al dinamismo (¿a la vida?) que siempre supo imponer en su trabajo en estudio.

No dejar nunca de ponerse a si mismo en apremios… Convertir la toma de vista en una lucha contra el tiempo multiplicando por mil el tiempo de pose. … Arriesgarse en cada imagen a que el sujeto se pierda entre los pliegues viscosos del colodión… ¿Podría la maestría volverse, al cabo de tantos años, enemiga de la creación? Al parecer fue lo que pensó Gabriel Ramon, después de cumplir los sesenta años, cuando decidió poner en peligro, con cada placa, su práctica cotidiana del retrato.

¿Puede hablarse de cicatrices fotográficas? La palabra es ambigua, pues nos remite tanto al referente (una herida en un cuerpo que va a ser fotografiado), como al cliché mismo: en este caso la "cicatriz" está infligida metafóricamente al negativo, por cualquier ruptura en la regularidad de la capa emulsiva. ¿Defecto del cuerpo o defecto de la imagen? En ambos casos, la "cicatriz" choca contra la representación que tenemos de un cuerpo liso y perfecto, o bien de una imagen exenta de errata. Sin embargo, hoy en día nuestras cámaras digitales abominan del desenfocado, de la imagen movida, de las pupilas rojas y de los desencuadres, obstáculos todos ellos a lo que las multinacionales que las fabrican llaman una "buena" fotografía.

Así, frente a la obsesión por la belleza del imaginario popular y la búsqueda de la perfección técnica de la imagen fotográfica, estas imágenes inquietantes y cuidadosamente imperfectas que constituyen el trabajo fotográfico reciente de Gabriel Ramon se nos antojan, más allá de su manierismo provocador, un buen ejemplo de la vía extrema por la que camina la fotografía contemporánea. El excelente retratista español, quien desde treinta años nos tiene acostumbrados a unas fotografías donde siempre está buscando la parte de belleza y la parte de humanidad que cada uno lleva en sí, cualquiera sea su edad y condición, se auto-impuso, con estos retratos al colodión húmedo que comenzó a realizar al principio del año 2011, un acotamiento que hace peligrar la destreza conseguida con miles de sesiones de pose en estudio, desde que en el año 1981 se instalara en Mallorca. Con tiempos de exposición de una decena de segundos, unas condiciones de preparación del soporte y de revelado que rozan la hazaña, una emulsión muy fina y frágil, sujeta a las imperfecciones de la textura, y sobre todo una modificación del espectro que aclara los colores fríos y oscurece los rojos, el colodión húmedo es una técnica extrema, en las antípodas de la facilidad de la imagen digital. Tiende a envejecer la piel, endurecer los rostros y malherir el cuerpo con sus « cicatrices argénticas ». Al final, la imagen al colodión húmedo – cuando se busca no atenuar sus defectos, sino al contrario integrarlos en la construcción de imágenes expresionistas– lo tiene todo para inquietar a todos estos que siguen obsesionados por la belleza y fascinados por la perfección."

Extracto de Jacques Terrasa
Université de Paris Sorbonne

 (En la exposición presente, el esplendido y misterioso espacio de Can Monroig impuso casi necesariamente añadir una serie nueva, también realizada con la técnica del colodión húmedo: construcciones fantasmales, una obsesión de fin de mundo)

Nota de Can Monroig:
A principios de los años noventa Robert y yo vivíamos en la calle San Felio de Palma, nos habíamos conocido en un curso de fotografía publicitaria, a menudo pasábamos por delante del estudio de Gabriel Ramon en la calle San Jaime de Palma y siempre nos parábamos a contemplar los retratos expuestos en la vitrina que tenía a pie de calle. Retratos en blanco y negro, cuando lo habitual era el color, parejas con sus hijos posando con toda naturalidad, miradas y actitudes nada forzadas, transmitiendo expontaneidad; como si aquellas fotografías se hubiesen tomado un domingo por la mañana en el dormitorio de los padres, la familia recien levantada y los niños a medio vestir...
Durante años admiramos a Gabriel Ramon sin conocerle personalmente; hace unos meses, gracias a su mujer Michèle Froye, coincidimos con él y surgió la posibilidad de exponer en Can Monroig parte de la muestra que Gabriel presentó recientemente en el Centre d'études catalanes de la Université Paris-Sorbonne.
Nos sentimos verdaderamente orgullosos y felices de exponer unas fotografías que, y probablemente nos daréis la razón al verlas, parecen haber sido creadas para este espacio y la atmósfera que le envuelve.
Quienes queráis compartir con nosotros nuestro particular homenaje a Gabriel Ramon, estáis invitados a la inauguración que tendrá lugar el viernes 22 de enero a partir de las 19,30 h.

Marie-Noëlle Ginard Féron
Robert López Hinton

Fotofrafías de Gabriel Ramon a la venta en nuestra tienda online

Lugar:
Can Monroig
C/Can Valella nº 22, Inca
tel 649186494
ver en google maps

Inauguración viernes 22 de enero 2016 a partir de las 19,30 h.
permanecerá abierta hasta el 27 de febrero  en el siguiente horario:
jueves y viernes de 17 a 20 h, sábado de 10,30 a 13,30 h

No stopping anytime

"Contar en este mundo incierto con algún refugio
que no pueda ser destruido, es
de importancia primordial"

Mary Wollstonecraft. Thoughts on the Education of Daughters (1787)

 Vivir en una casa tan grande como Can Monroig no es complicado, sin embargo confieso que puede resultar un poco solitario; y cuando dejas de ofrecer conciertos, teatro o danza durante más de un año, te quedas algo vacío.
Aunque en realidad la que se queja es la casa que siempre tuvo vocación de ser vivida, así que dos personas y dos gatos son poca compañía para ella.

Sí es verdad que todos los sábados abrimos las puertas bajo el lema "hoy estamos en casa" para que quien quiera visitar nuestro showroom y conocer algo de la historia de la casa y la de Inca.


Brigitte en la cisterna

Brigitte Lucke y Emily M.Wilson en la cisterna



noëlle


Marie-Noëlle pintando unas butacas
para "muebles gamberros"


Es solo pintura

Manuel Santiago en "Es solo pintura"

...Y que los jueves va cogiendo forma "Es solo pintura", iniciativa compartida con Manuel Santiago que consiste en pintar juntos sobre lienzos, papel, muebles... y al que se están sumando músicos o poetas que interpretan mientras nosotros pintamos.


inca multicultural

Inca multicultural

Inca se está convirtiendo en un lugar interesante; Palma va dejando de ser el centro del universo mallorquín. Aquí está todo por hacer y quizás en esto radica su atractivo. Entre otras cosas, este es un lugar multicultural y nos sentimos orgullosos de ello ¿por qué no sumarlo a nuestro favor en lugar de verlo como algo negativo?


estudio arqueológico del horno

Estudio arqueológico del horno de Can Monroig

En los últimos meses el arqueólogo Jorge Argüello ha realizado un estudio alrededor del horno y se ha puesto en marcha un proyecto sobre el Call (barrio judio) de Inca.



...También nos hemos centrado en nuestro trabajo de restauración y dirección de obra en dos casa mallorquinas.


Vistas

Casa en Bunyola



paisaje

Paisajes de Mallorca

...Y seguimos fotografiando casas antiguas y paisajes incomparables de Mallorca para #Houses_we_would_love_to_restore.



casa en Buger

Casa en Buger


Y hemos renovado nuestro showroom  "Clásico-gamberro"...


clasico gamberro

Surtidor de gasolina años 60 y lámpara osito



pintura de Manuel Santiago


Pintura de Manuel Santiago, librería vintage



muebles gamberros


muebles gamberros


Aún así, como os decía al principio, tener la casa vacía nos produce desasosiego, echamos de menos la puesta en escena, la música, las voces; reunir a amigos y descubrir esta casa a otras personas.
Por eso, el pasado mes de octubre, regresamos a la música con el concierto barroco de Marc Alomar, y proximamente ofreceremos flamenco jazz a cargo del grupo Fronterazul.
Pero lo mejor de Can Monroig está por llegar y os propongo estar al tanto porque, entre otras cosas, pronto presentaremos nuestro blog  de decoración "desordenado" con las casas más bohemias y personales de Mallorca.


desordenado blog


Sesión de fotos en una casa en Sineu para "desordenado"


Can Monroig, noviembre 2015
Texto: Marie-Noëlle Ginard Féron
Fotos: Robert López Hinton

Sesión de fotos con Gabriel Ramón

Marie-Noëlle Ginard y Robert López Hinton by Gabriel Ramon.

A principios de los años noventa Robert y yo vivíamos en la calle San Felio de Palma, nos habíamos conocido en un curso de fotografía publicitaria, a menudo pasábamos por delante del estudio de Gabriel Ramon en San Jaime y siempre nos parábamos a contemplar los retratos expuestos en la vitrina que tenía a pie de calle. Retratos en blanco y negro, cuando lo habitual era el color, parejas con sus hijos posando con toda naturalidad, miradas y actitudes nada forzadas, transmitiendo expontaneidad; como si aquellas fotografías se hubiesen tomado un domingo por la mañana en la habitación de los padres, la familia recien levantada y los niños a medio vestir.
Nosotros dos, aprendices de fotógrafos -yo me he quedado en eso y Robert se ha convertido en un fotógrafo muy personal sin etiqueta Pro- teníamos en Gabriel, sin conocerle personalmente, a un maestro.
Hace poco, a través de su mujer Michele, con la que compartimos el gusto por el vintage y los objetos bellos, conocimos a Gabriel y surgió la posibilidad de hacer una sesión de fotos en Can Monroig. Siempre hablamos de la casa, de nuestro trabajo en restauración, de la cultura que va pasando por aquí, pero quienes damos vida a Can Monroig somos nosotros dos, y ya iba siendo hora de ponerle cara a la casa.¿Quién mejor que este gran retratista para hacerlo?

Gabriel Ramon fotógrafo

Marie-Noëlle Ginard Féron y Robert López Hinton
Can Monroig

Agosto 2015



Noelle y Robert en Can Monroig


Noelle y Robert en Can Monroig


Noelle y Robert en Can Monroig


Noelle y Robert en Can Monroig

Artículos relacionados:
Quienes somos

Cuando Robert encontró a Noëlle y vicebersa

Podría empezar por "Cuando Robert encontró a Noëlle" o bien por "Cuando Noëlle encontró a Robert"...
Eso fue en 1992, pero ya os lo he contado alguna vez

Noëlle en Es Puig de San Pere, 1993
1993, Marie-Noëlle
Es Puig de San Pere, Palma de Mallorca
Foto de Robert L.Hinton

Yo era tejedora, Robert venía del mundo del turismo. Ya habíamos cumplido los treinta años, ninguno de los dos trabajaba en aquel momento y estábamos absolutamente confundidos y desorientados sobre lo que queríamos hacer con nuestras vidas.
¿Sería muy cursi decir que éramos dos almas desamparadas? Supongo que sí.

Exposicion de Robert Lopez Hinton
1992, Robert López Hinton
Exposición de fotos callejeras de Palma de Mallorca y Madrid


Santa Margalida 1994
1994,  Robert posando como un chamarilero de postín en una fábrica abandonada de Mª de la Salud
¡Genio y figura!!
Foto de Marie-Noëlle Ginard

Marie-Noélle Ginard en María de la salut
1994, Marie-Noëlle junto a una fábrica abandonada de María de la Salut
Foto de Robert López Hinton

Viendo nuestras primeras fotos, con esas puestas en escena algo teatrales y bastante bohemias, se diría que éramos unos "poseurs", pero os aseguro que no.
Era algo así como: "cogemos una bici vieja que nos hemos encontrado por la calle un par de relojes viejos del rastro y nos plantamos frente al portal de esta barbería y luego nos vamos a tomar unas cervezas" - así, todo de corrido, no sé si me explico-
O bien: "esta mañana me apetece sacar unas fotos junto a la chimenea de la fábrica abandonada de María de la salut cargar un par de cosas en el coche y allá vamos"
Más de veinte años después, podrías pensar que las fotos las sacó otra persona, pero son autorretratos; que las enseñamos a mucha gente y que rodaron de mano en mano, pero no las vio absolutamente nadie, ni siquiera nosotros; las hemos redescubierto ahora porque entonces no teníamos dinero para positivarlas.


Noëlle tejiendo
1993, Marie-Noëlle tejiendo
Calle San felio en Palma de Mallorca


Gitana
1993, Gitana frente al portal de la iglesia de San Miguel en Palma
foto de Robert López Hinton


Éramos dos almas perdidas en busca de su propia identidad; la suerte fue que Robert y yo, en nuestra propia búsqueda nos encontramos el uno al otro y emprendimos un camino juntos que nos llevaría de las antigüedades a la decoración, de la decoración a la restauración, pasando por la pintura y siempre acompañados de la fotografía. Y en este recorrido nos topamos con la cultura y el arte. Pero sin duda el nexo de unión fue la creatividad que asomaba en cada una de nuestras actividades.
Los primeros años juntos vivimos en Palma de Mallorca y en María de la Salut. En 1997 nos instalamos en Pollensa donde abrimos una tienda de decoración llamada Pollentia. Fueron unos años de aprendizaje y de conocimiento de materiales: madera, pintura, terracota, textiles; vivir rodeados de antigüedades, de casas viejas - tan orgánicas, matéricas y naturales-  fue también una manera de aprehender la belleza. Nuestra mirada se acostumbró a ella y nuestra perspetiva acabó siendo diferente a la de los demás.


Madrid
Madrid, foto de Robert López Hinton

"Mira la vida a través de una cámara pero no es fotógrafo; ama los edificios antiguos pero no es arquitecto;
crea espacios mágicos y sorprendentes pero no es decorador; quiere vivir rodeado de belleza y expresión pero no es artista....es Robert López Hinton, genio y figura." (texto:Noëlle)


exposicion de Marie-Noëlle Ginard en Paris
2005, Marie-Noëlle Ginard
Exposición en la galería MJC de Neuilly sur Seine, París

La verdadera explosión de creatividad llegaría con Can Monroig

Compramos la casa, Can Monroig, en el 2002, su transformación nos llevaría varios años, pero fue un ejercicio de belleza, trabajo, aprendizaje, sentimiento, conocimiento, diligencia, tenacidad, artes aplicadas, intuición....pero ante todo una liberación, ya que nos  permitió ser nosotros mismos profesional y creativamente hablando.
Aunque nos trasladamos a vivir a Can Monroig cuando la casa estaba todavía en obras, mantuvimos la tienda en Pollensa hasta el año 2007. Terminamos la restauración de la casa en el año 2010, año en que como recordaréis estábamos ya en plena crisis y  salimos de la "zona de confort" de una sola patada.
Y aquí es cuando puedo afirmar rotundamente que la creatividad es el mejor revulsivo en un momento de crisis ecónomica o personal.
Nos reinvetamos en cuanto a la decoración se refiere. Las antigüedades, quizás demasiado serias y pesadas para Can Monroig, nos producían un efecto sombrío y excesivamente respetable. Esta casa pedía algo más atrevido, que hubiera un contraste entre la arquitectura medieval del edificio y el interiorismo; así es como surgieron los muebles gamberros y un concepto decorativo diferente, donde combinábamos, por ejemplo, muebles grafiteados con vírgenes y pintura barroca, es decir, estilo "Clásico gamberro".


muebles grafiteados
Modelo Le corbussier grafiteados por Marie-Noëlle

Por otro lado, el miedo, la inseguridad o la perdida de autoestima, entre otros muchos malestares, provocaron en mí la necesidad de expresar cómo me sentía en aquel momento. De ahí surgieron a partir del año 2009 la serie "Hombres y serpientes" y las "meninas crucificadas", una serie de  muñecas, madelman y actionmen pintarrajeados y casi siempre crucificados que poblaron Can Monroig para disgusto o sorpresa de muchos de nuestros visitantes.


Hombres y serpientes
2010,"Hombres y serpientes"
Acrílico sobre tabla de Marie-Noélle Ginard


menina crucificada
2010, Menina crucificada de Marie-Noëlle Ginard

A nivel cultural y artístico organizamos numerosas exposiciones, conciertos, teatro, etc (ver más)
En algunos casos con propuestas atrevidas de carácter social como la performance de Herbert Hundrich "Tsunami económico en progreso" en Incart 2012 donde participamos activamente.


Tsunami economico
2012, Incart en Can Monroig
la performance "Tsunami económico en progreso" del artista Herbert Hundrich  cobró vida propia cuando tumbamos a los niños del barrio sobre las siluetas pintadas por el artista.


menina
2012, Incart en Can Monroig
Marie-Noëlle presentó una serie de muñecos crucificados con la boca tapada en alusión a la situación socio-económica del momento.
En Incart 2013 retomaríamos esta imagen a través de las fotografías de Biel Grimalt que retrató a la gente con la boca amordazada.
Foto de Pep Toni Ginard


Marie-Noëlle Ginard entre sus meninas
2012, Marie-Noëlle Ginard entre sus meninas
Foto de Biel Grimalt

Perdidos en Camerún


A finales del 2012 nos marchamos a África por motivos de trabajo, la situación econónico laboral en Mallorca era muy complicada para nosotros.
Llegamos a Camerún practicamente sin dinero -esto lo hemos contado más de una vez en privado pero nunca en público- estábamos en una zona del país africano donde nosotros dos éramos prácticamente los únicos blancos y no era una zona turística para europeos ricos. El choque fue brutal, Robert no paraba de sacar fotografías -con móvil y sin ser visto- para no olvidar los detalles de lo que estaba viviendo. Algunos lo llamarán foto reportaje, yo lo llamo creatividad a flor de piel como reacción a la angustia que la situación -propia y ajena- nos estaba provocando.(ver fotos)


fotos de Robert en Camerun
2012, Camerún
Foto de Robert López Hinton



Camerún 2012
2012, Camerún
Foto de Robert López Hinton

Tras unos meses de estancia en Camerún el proyecto no cuajó y volvimos a Mallorca bastante cambiados.
Can Monroig nos estaba esperando y decidimos seguir luchando para darnos a conocer: eventos culturales, conciertos, teatro... y fuimos a la búsqueda de alguna salida profesional dentro de la decoración y restauración que no llegaría hasta el 2014.


Incart 2013 By Can Monroig (Tsunami económico en progreso II), un antes y un después


En la edición de Incart 2013 Can Monroig participó con la propuesta "Tsunami económico II"   donde retomamos el nombre de la performance de Herbert Hundrich del año anterior; la temática seguía siendo social e invitamos a varios artistas, entre ellos a Herbert y al fotógrafo Biel Grimalt, para que expusieran en escaparates de tiendas cerradas del centro de Inca.
La idea que trabajamos con Biel Grimalt tenía su origen en las "meninas crucificadas" con la boca tapada que yo había presentado en la anterior edición de Incart, pero utilizando la fotografía y en un formato poster gigante a semejanza del fotógrafo francés J.R.,
Robert y yo montamos en el interior de nuestra casa la instalación "c'est quoi l'argent?" - el dinero no tiene importancia, dicho por un africano y en tono irónico, por supuesto-.
El punto de partida era una muñeca que vimos en Yaoundé.


Muñeca en Camerún
"Estando en Camerún nos encontramos con esta muñeca.
Roberto pensó que se parecía mucho a las mías y me propuso comprarla.
Yo no quise; si pagábamos por ella, seguro que la niña a la que pertenecía no iba a tener otra. 
A partir de esta foto surgió nuestra propuesta para “tsunami económico” en Incart 2013."



Instalación de Noelle y Robert
Instalación de Robert y Noëlle 
Tsunami económico en progreso II
Can Monroig
Incart 2013



Instalación durante Incart 2013
Incart 2013
Menina amordazada de Marie-Noëlle Ginard


Incart 2013 By Can Monroig representó un antes y un después por diferentes motivos.
Para Robert y para mí fue una manera de exteriorizar lo que habíamos vivido en Africa, así como las dificultades y miedos por los que habíamos pasado en los últimos años en Mallorca.
Pusimos muchísima energía para montar las exposiciones, también mucho de nosotros mismos ya que nos implicamos emocionalmente, supongo que nos tomamos las cosas demasiado en serio; o quizás estábamos pidiendo a gritos que alguien nos ayudara -ironías de la vida, las muñecas tenían la boca tapada-. Cuando trabajas o colaboras con otras personas deseas que el nivel de implicación sea el mismo que el tuyo pero hubo desencuentros con los artistas y desplantes por parte del ayuntamiento de Inca; así que decidimos no volver a participar en las siguientes ediciones de Incart y que a partir de ese momento desarrollaríamos nuestras propias ideas en solitario....o al menos por un tiempo.
Actualmente pasamos por un momento algo más sereno y hemos empezado un proyecto creativo "es solo pintura" junto al artista Manuel Santiago del que ya os iremos hablando.


Noelle
Noëlle en el taller que hemos improvisado en Can Monroig para trabajar junto a Manuel Santiago



texto: Marie-Noëlle Ginard
Fotos de Robert López Hinton
Can Monroig, abril 2015

Ver más en Noelleginard.Tumblr.com y Robert L. Hinton en tumblr.com

{gallery}/noelle-robert-arte{/galler
Subscribe to this RSS feed